Intelectuales, juristas y creadores, en contra del matrimonio gay

Entre las personalidades consultadas por LA GACETA para comentar la sentencia del TC, se cuenta el dramaturgo Albert Boadella, quien dijo: «Las cosas tienen que tener cada una su nombre. Yo entiendo que el matrimonio es una cosa que entiende el 90% de la humanidad como la unión entre un hombre y una mujer. Una unión entre dos hombres sería otra cosa. Podría ser un acoplamiento u otro tipo con las mismas ventajas legales que se quiera, pero no hay que confundir. Como trabajo en el mundo del lenguaje me gusta que cada cosa esté precisada en su punto justo».
El historiador Pío Moa, aseguró que «es un fallo de un Tribunal completamente degradado. Es inaplicable porque digan lo que digan eso no es matrimonio. Es una ley que viene de una clase política muy corrupta que ha llevado al país a la ruina y que ha colaborado con ETA. El Gobierno no ha estado ni a favor ni en contra, quería que alguien le quitara el problema de encima. El Gobierno no tiene ideas propias sobre nada».
Juristas
José Luis Requero, ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, aseguró haber «recibido el fallo sin sorpresas, porque el TC ha dado sobradas muestras de que más que esperar de él una razón jurídica lo que cabe es esperar una resolución que revista en forma de sentencia lo que es una decisión de carácter político». Por parte del PP, añadió, «sería, creo yo, un engaño a su electorado haber confiado todo a lo que resolviese el TC a sabiendas de que el TC iba a desestimar su recurso, en primer lugar porque ha enviado a magistrados que no podían intervenir en esa deliberación, como es el caso de Francisco Hernando, o porque están en contra de postulados del partido que lo propone como el caso del señor de los Cobos. Lo que cabe esperar es que el PP diga con claridad qué concepción tiene del matrimonio, qué concepción tiene de la familia y qué concepciones tiene en particular en lo que se refiere a la adopción de menores por parte de parejas homosexuales».
José Luis Manzanares, ex vicepresidente del CGPJ y miembro del Consejo de Estado, insistió en el mismo tema, asegurando que «los niños tienen derecho, para empezar, a un padre y una madre y a partir de ahí ya puede usted sacar las consecuencias».
Ante un abismo
Para el escritor y periodista César Vidal, la sentencia «reinterpreta la ley de acuerdo con lo que el Constitucional considera que es el sentimiento social. Eso puede abrir la puerta mañana a la poligamia, a leyes de carácter racista y a normas todavía peores. Porque si al final la ley no dice lo que dice la ley, sino lo que cuatro jueces deciden lo que la ley dice de acuerdo a un sentimiento social que no sabemos cómo determinan, eso nos lleva a un abismo jurídico y eso es posiblemente lo más grave».
Jaime Ignacio del Burgo, ex presidente de la Diputación Foral de Navarra y senador constituyente, aseguró que «el constitucional ya no está con el espíritu de la Constitución. Nunca se nos habría ocurrido pensar que la fórmula que está en la Constitución pudiera amparar el matrimonio homosexual.
El abogado Pablo Castellano, que fue diputado del PSOE y de IU, señaló que «no se puede llamar igual a las cosas que son distintas. Yo he sido beligerante contra del término del matrimonio en las uniones homosexuales por un problema de respeto al lenguaje».Fuente:La Gaveta

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.