Experto alerta aumento del “Síndrome del pequeño emperador” por permisivismo

El experto en Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, Gerardo Castillo, ha advertido de las consecuencias del “permisivismo educativo”, entre ellas el “considerable” aumento del “síndrome del pequeño emperador”.

El profesor de la Facultad de Educación y Psicología, Gerardo Castillo.

En su libro “Retos de los adolescentes posmodernos”, Castillo sostiene que el permisivismo lleva a “fomentar la conducta puramente espontánea, carente de reflexión y de autoexigencia”, y de hecho afirma que los hijos hoy “no ven la necesidad del esfuerzo, lo que dificulta el desarrollo de la voluntad”.

Para el especialista además, “los padres que no ejercen la autoridad están criando hijos sin autocontrol y sin respeto”, y subraya que “tolerar que un niño dé patadas a su madre con el fin de que no se frustre o pierda la autoestima es engendrar un tirano que muy probablemente acabe maltratando a sus progenitores”.

“El síndrome del pequeño emperador aumenta de forma considerable”, asegurada, y añade que la sociedad del futuro, “tan permisiva como la actual”, se caracterizará “por la crisis de valores como la verdad, la justicia y la honestidad”.

“En la sociedad permisiva las normas morales no trascienden al individuo, sino que surgen de manera autónoma” y “lo que es ético se decide por mayoría o consenso en cada momento”, comenta, al tiempo que apunta que este modelo afecta a la familia al “generar individualismo entre sus miembros”.

Gerardo Castillo lamenta además que se hable mucho de la adicción al alcohol y a las drogas “pero muy poco de la adicción a las cosas, que en algunos casos llega a la idolatría”.

Según este experto, “el consumismo es el nuevo elixir de la felicidad” a pesar de que “a más consumismo, menos protagonismo personal”, por lo que como solución propone “educar la libertad en las familias y enseñar a los hijos que la libertad no se puede comprar”, lo que requiere “formar a los padres en sus responsabilidades familiares”.

Y es que para Gerardo Castillo, que aboga por una educación en valores “preventiva” desde la preadolescencia, todo lo positivo de la sociedad está en germen en la familia porque “la sociedad ya no es educadora, está desapareciendo el culto a los héroes que nos daban ejemplo de sacrificio y superación”.

Deja un comentario