Al colegio con táper, consejos sobre cómo preparar los almuerzos diarios

El curso ha comenzado con una polémica; al cole con táper. Debido a la crisis y los recortes nuestros políticos han sugerido que los niños en vez de utilizar el comedor escolar lleven su propio táper desde casa, con la comida que le haya preparado mamá.

Desde Edukame no queremos entrar en la polémica de táper sí o táper no, pero sí queremos darte algunas consideraciones a tener en cuenta, en caso de que tu hijo este curso almuerce en el colegio con la comida que tú le pongas en un táper.

Recomendaciones para preparar el táper
Hasta ahora nadie se ha ocupado de qué hay que poner en el táper, la dieta de los niños tiene que ser sana, equilibrada y variada, pero las limitaciones con las que nos encontremos al planificar el menú semanal, serán las que nos marquen qué comida preparar a nuestros hijos.

• Hay que tener en cuenta las condiciones de conservación y calentamiento de los alimentos, si el colegio cuenta con frigoríficos donde puedan poner esos táper y si van a poder usar el microondas para calentar los almuerzos.

• Evitar los alimentos crudos o poco cocinados, los lácteos, los huevos y los pescados ya que tienen menos aguante.

• Es conveniente colocar el recipiente en una bolsa térmica.

• Incluir siempre una pieza de fruta, pan y cereales.

• Evitar frituras y refrescos, mejor una botella de agua.

• No incluyas golosinas o bollería que le pudieran quitar el hambre y no comer los alimentos recomendados. Una ayuda para concienciar al niño sobre los buenos hábitos alimentarios es el cuento ¡Fuera chuches! que puedes encontrar en nuestra tienda Edukame.

• Todos los días al volver a casa revisa la fiambrera y compruebe si come bien.

El amor de mamá también en el táper
El momento de la comida no tiene porqué ser un momento solitario y triste, en el táper también pueden ver el amor que pone mamá al prepararle la comida.

• Puedes acompañar la fiambrera con una notita que le haga sonreír antes de abrir la tapa “Mamá lo ha preparado pensando en ti”, “Te quiero mucho”, “La comida especial de mamá para Roberto”, “Hoy en mi trabajo también comeré de esto y pensaré en ti”

• Puedes incluirle algún regalito sorpresa, un cromo, una pegatina o un simple vale por un paseo por el parque, esto le hará sentirse querido.

• De vez en cuando añade doble ración de algo que pueda compartir con un amigo, dos manzanas, dos barritas de cereales o dos paquetitos de zumo. Esto le ayudará a socializarse a la hora del almuerzo.

Recuerda que un almuerzo nutritivo no está reñido con que sea atractivo para el paladar de los niños.

También te podría gustar...