Un plan de ayuda a la mujer frente al aborto

Diario La Razón
R. Ruiz.

El Ministerio de Sanidad y Política Social pretende convertir en una prioridad política la protección a la mujer embarazada. De hecho, ultima ya el plan de protección a la familia con el que el Ministerio que dirige Ana Mato pretende convertirse en una especie de «director de orquesta» o «pepito grillo» de ministerios y comunidades autónomas que tienen que intervenir para dar salida a todas las medidas que están sobre la mesa.

Una de las principales líneas de actuación será disponer de ayudas que permitan una salida alternativa al aborto para aquellas mujeres con embarazos inesperados, un complemento perfecto a la nueva ley sobre interrupción del embarazo que prepara el ministro de Justicia. «Se trataría de recabar el mayor apoyo posible de todas las administraciones implicadas para proteger a una mujer en un momento complejo como es encontrarse con un embarazo que no espera; se trataría de darle una información completa de los recursos que existen antes de abortar. Ahora se da la circunstancia de que no siempre se proporciona una información precisa sobre los recursos que existen para poder mantener a sus hijos o bien, si lo consideran oportuno, dar a sus hijos en adopción», explicaron fuentes del Ministerio de Sanidad y Política Social.

La protección a la mujer alcanza también al ámbito educativo, ya que Sanidad pretende que todas las políticas de protección a la maternidad se aborden de manera trasversal. «El objetivo es formar a los menores no sólo para prevenir embarazos no deseados, sino para que entiendan la sexualidad no de una manera aislada, sino de una manera integral vinculada a la afectividad», informaron las mismas fuentes.

Pero el plan de apoyo a la mujer también prevé medidas que afectan al ámbito económico. De hecho, Sanidad y Política Social pretende formentar programas sociolaborales para mujeres gestantes que afrontan la maternidad en solidario. Las medidas que pretenden poner en marcha buscan facilitar que la mujer pueda atender a su hijo sin necesidad de renunciar a un puesto de trabajo que le permita seguir percibiendo ingresos para vivir.

Aunque hay propuestas que requieren el visto bueno de Hacienda, el Ministerio que dirige Ana Mato también prevé impulsar ayudas económicas por nacimiento e hijo, ya que ahora las que existen son escasas y sólo las perciben familias que se encuentran casi en el umbral de la pobreza. Pero si hay una cosa que el Ministerio tiene en cuenta es que la natalidad no se promociona solamente con ayudas directas. Un estudio alemán reciente pone de manifiesto que las familias se animan a tener más hijos no sólo por la ayudas que puedan recibir del Estado, sino por los servicios para la familia y la infancia de los que puedan disponer y que les permitan compatibilizar la atención a sus hijos con su trabajo.

Sanidad también pretende avanzar en medidas que favorezcan la conciliación y la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, ya que considera que su cuidado no es sólo cosa de la mujer.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.