Saber educar

Una señora preguntó al taquillero del circo:

– ¿Cuánto cuestan las entradas?

– Dos euros los menores de 12 años, y tres euros el resto.

– Deme una entrada para menor de 12 años y tres entradas para mayores de 12 años.

– Señora, podría haberse ahorrado algunos euros, porque yo no aprecio que esos dos niños tengan más de 12 años, y no me habría dado cuenta de su engaño.

– Usted no se habría dado cuenta de mi engaño , pero mis hijos sí.

También te podría gustar...