LOMCE al descubierto

“•Se constata que España gasta un 21% de dinero más en educación pública que en la media de países de la OCDE y tenemos una ratio de 10 alumnos por profesor y, a pesar de ello: Sólo un 65% de jóvenes tiene titulación secundaria, frente al 82% de promedio en la OCDE.
•La tasa de abandono es de un 24% frente al 13% en la OCDE.
•La tasa de desempleo es mayor entre los jóvenes que no tienen los estudios terminados. Los centros educativos en España no pueden tomar decisiones que les incumben por falta de competencias. No puede decidir sobre planificación ni estructuras escolares, ni sobre la gestión de personal y apenas sobre la gestión de recursos económicos.
•Somos uno de los países europeos en el que los adolescentes eligen más tarde su opción de estudios (16 años). En países con menos abandono escolar la edad de elección está entre los 10 años de Austria, los 11 de Alemania, los 12 en los Países Bajos o los 14 en Reino Unido e Italia. Francia se aproxima un poco más a nuestro estilo de limitación de la libertad de elección, los 15 años.”

proestaEstos son algunos de los datos de la realidad de nuestro sistema educativo, después de «un montón» de leyes educativas, despilfarro económico y de utilización ideológica de la educación, tantos años en manos de la izquierda.

A pesar de esta situación, que sonrojaría a cualquiera ,todavía se pretende mantener lo insostenible, con argumentos demagógicos y archiconocidos, pero sin aportar nada que permita la salida del «agujero».

La nueva ley presentada por el gobierno y que empieza su tramitación parlamentaria, aunque no es tan dirigista como las anteriores, sin embargo deja muchos puntos fundamentales sin resolver:
Opta claramente por una enseñanza pública, no por un sector educativo que engloba tanto a los centros de iniciativa gubernamental como a los de iniciativa social, al no facilitar medios para que los padres puedan crear centros de su iniciativa. En este punto cabe mencionar el derroche , mala “planificación” y objetivos partidistas , que se han dado, al no aprovechar las infraestructuras de centros de “llamados privados”, y optar por la construcción un nuevo al lado o enfrente.

Hacer real el derecho a la libertad de enseñanza , facilitando los medios económicos necesarios a todos los padres, para que puedan hacer efectivo este derecho, es algo que ni ha pasado por la cabeza. Al mantener los conciertos en vez de financiar directamente a las familias, facilita lo que la Junta de Andalucía ya ha puesto en marcha, la reducción de unidades concertadas en beneficio de la enseñanza pública. Dejando todo como estaba, se consigue que el principio de libertad, de elección de centro y de protagonismo de las familias esté al arbitrio de la ideología que gobierne en cada comunidad autónoma. Algunos pensaran que este planteamiento es imposible desde el punto de vista económico, pero no es así. Con el dinero que actualmente se dedica a educación es más que suficiente.

No rompe con los dirigismos ideológicos en la escuela, que tanto daño han hecho a tantos jóvenes.

En vez de hacer obligatorio el distrito único , sigue manteniendo la zonificación escolar, de la que tan partidaria es la izquierda, con el determinismo que introduce para elegir centro educativo, creando ghettos.

Preconiza el absolutismo pedagógico, al optar por la educación mixta, para el acceso a la financiación de los centros con fondos públicos, «pisoteando » así el derecho de los padres.

En este caso la mayoría absoluta que los españoles dieron en las pasadas elecciones al partido del gobierno, tan usada en otros asuntos, a la hora de llevarla a la práctica en la educación, permitiendo cambios históricos para el futuro y para un efectivo pluralismo de nuestro país, por no se sabe qué ,se limita a cambios de estructura y no a cuestiones de fondo.

En Finlandia fue un gobierno conservador el que introdujo la financiación a la familia, que sucesivos gobiernos, de la izquierda ,no pudieron eliminar y dejó en manos de los padres la educación de sus hijos. Por eso, entre otras cuestiones, tienen un sistema escolar de los mejores del mundo y de los más equitativos.

Esta reforma será una reforma más, al dejar todo lo importante sin cambios. Miras bajitas, que las altas requieren paracaídas. Y dejen todo como estaba que es más cómodo.

Fernando Villar Molina

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.