«La extensión de los horarios laborales en España es una reliquia”

En un encuentro mantenido en la sede de The Family Watch con Ignacio Buqueras y Bach, Presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, se analizó la relación actual entre la vida familiar y profesional en España.

Según el propio Buqueras, “actualmente la extensión interminable de los horarios de trabajo en España, permanece como una auténtica ‘reliquia’ más propia de los tiempos en los que el hombre estaba pluriempleado y la mujer permanecía en casa, sin haber accedido todavía al mundo laboral”.
Además señaló que “la conciliación, en ningún caso será posible hasta que se implante una auténtica ‘cultura empresarial’ que permita al hombre llegar a casa con tiempo suficiente para compartir las tareas del hogar y el tiempo de los hijos, y a las mujeres hacer compatible su vida profesional con la laboral.”
La ‘cultura del presentísmo’ -exigencia de presencia física en el puesto de trabajo- no ayuda a rendir más y perjudica la dedicación a la familia en la educación de los hijos. Muchas rupturas y fracasos escolares se podrían evitar con un horario más adecuado.
La solución que propone Buqueras reside en que el conjunto de la sociedad tome conciencia de la necesidad de fijar varios objetivos, entre ellos, optimizar el tiempo y trabajar por tareas definidas para así aumentar la productividad, reducir los gastos de las empresas teniendo las instalaciones a pleno rendimiento solamente el tiempo que sea estrictamente necesario e instaurar horarios ‘racionales’ que ayuden a todos los trabajadores a organizar su vida y así puedan repartir la carga de las tareas domésticas.
A modo de conclusión, Buqueras señaló que “casi todo el mundo podría terminar su jornada laboral como tarde a las seis de la tarde”, poniendo como ejemplo al resto de los países de nuestro entorno.