Rescate bancario a Chipre: algunas aclaraciones

El rescate bancario de Chipre ha producido mucho ruido mediático y preocupación. Intentaré explicar algo el tema.

Un rescate consiste en que la UE (más el FMI y el BCE) te prestan dinero cuando nadie te lo quiere prestar. Si es un rescate bancario, la troika presta dinero al Gobierno para que este lo destine a recapitalizar los bancos con problemas. Los accionistas de estos bancos pierden su dinero y el propietario pasa a ser el Gobierno. Ejemplos: Bankia o Catalunya Caixa.

Obviamente el que te presta te pone condiciones y estas son más duras cuando te prestan mucho, en proporción a lo que ganas. Es el caso de Chipre y de cualquiera de nosotros que pidamos prestado en un banco.

El rescate que parece precisa la banca de Chipre es de 17.000 millones, casi igual al tamaño de su PIB (17.800M€ en 2012). La UE aportará 10.000 millones y los inversores bancarios otros 7.000. Estos 7.000 millones se obtendrán mediante una quita del 10%-12% a los depósitos de más de 100.000 euros… aunque sobre el tamaño de la quita ya he visto varias cifras y bastante distintas.

Eduardo Martínez Abascal, Profesor del IESE
Eduardo Martínez Abascal, Profesor del IESE

Para ponerlo en perspectiva, es como si España hubiera recibido 1.000 millardos (miles de millones) en lugar de los 50 que ha recibido para sanear su banca. No me negarán que la cantidad es considerable y es lógico que las condiciones sean duras.

La UE no ha pretendido hacer una quita a los depósitos inferiores a 100.000, pues precisamente la legislación europea los protege al 100% en toda la zona euro y Chipre es zona euro. El objetivo de esta medida que se tomó, creo recordar en 2008, es proteger al pequeño ahorrador. Por tanto creo que no se ha roto el principio de que los ahorros son sagrados.

Aclaración importante: un individuo que tiene un millón de euros o más en un depósito no es un pequeño ahorrador; sí lo es el que tiene 100.000€. Pues bien, el 40% de los depósitos de la banca chipriota son superiores a 500.000 euros. Por tanto no son pequeños ahorradores los que pierden. Son inversores. No tengo el dato, pero apuesto a que en España este porcentaje no supera el 1%… y mucho es el 1%.

Es lógico que la UE pida a los inversores que apostaron por invertir en bancos chipriotas que compartan parte de la carga del rescate. Un depósito bancario es una inversión, como cualquier otra (acciones, pisos, etc.). Hay veces que te sale bien y veces que te sale mal. Y por cierto, cuando sale mal suele ser porque ganaste más de la cuenta los años anteriores. Si mi casa, mis acciones, etc., se deprecian un 40% la UE no me da dinero para disminuir mi pérdida. ¿Por qué en el caso de los inversores en bancos chipriotas sí? ¿Qué razón hay para que los contribuyentes de España, Alemania, Italia, tengan que aportar su dinero para que no lo pierdan los inversores que invirtieron en los bancos chipriotas?

El principio de solidaridad hace razonable que con los impuestos de todos los europeos protejamos a los pequeños ahorradores chipriotas, pero no a los inversores en bancos de Chipre.

Es bueno mantener el principio de libertad y responsabilidad: usted es libre de invertir en donde quiera pero luego responde de las consecuencias de sus inversiones. Si invirtió un millón de euros en un banco chipriota porque le daba una rentabilidad del 6%, usted se ha lucrado de un buen interés durante años. Ahora quizá pierda el 20% de su inversión. No veo porqué con mis impuestos de asalariado hay que ayudar a un señor que tiene un depósito de un millón de euros… o más.

Sobre el corralito. Limitar la salida de dinero a 300 euros y durante unos días, me parece una medida protectora al pequeño ahorrador. De no poner este límite, los que tienen muchos millones los sacarían inmediatamente para ponerlo en otros bancos fuera del país. Los bancos chipriotas se quedarían sin dinero y el pequeño ahorrador no podría sacar nada, porque no quedaría nada. El límite de 300 euros diarios me parece más que razonable para ir viviendo.

En último caso los bancos chipriotas o el propio gobierno en su nombre podrían no aceptar el rescate por las duras condiciones que supone. En ese caso con toda probabilidad los bancos chipriotas entrarían en suspensión de pagos (default) y tendrían que negociar una quita considerable con sus depositantes y probablemente mayor de la que ahora sufrirán.

El préstamo de la troika (UE, FMI y BCE) se hace al gobierno para que este lo destine a sanear bancos. Es lógico que se pidan condiciones y duras al gobierno. ¡¡Chipre tiene un tipo impositivo de sociedades del 10%!! Ahora lo subirán al 12,5%!!! Un IVA del 17%!! En el resto de Europa es del 20% o 21%.

Se piensa erróneamente que un rescate bancario es salvar a los bancos para que sus propietarios no pierdan nada, después de haberse “forrado” anteriormente. La realidad es otra. Cuando hay un rescate bancario, los propietarios (los accionistas) han perdido todo su dinero, pues las acciones pasan a valer cero (es el caso de Bankia). El rescate se hace para que el banco sea capaz de salir adelante y así asegurar al máximo posible que los depositantes, sobre todo los pequeños no pierdan su dinero.

Se ha machacado al jefe del Eurogrupo (reunión de los ministros de finanzas de cada país) por decir que esto es un modelo para futuros rescates. No he estudiado los detalles, pero desde luego me parece perfecto el principio general de que los inversores lleven parte de las pérdidas. Y también me parece bien que quien recibe el préstamo, el Gobierno de Chipre, haga esfuerzos para devolverlo. Ahora bien, el Eurogrupo no debe poner unas condiciones tan duras que colapsen la economía chipriota, porque en ese caso además no recuperaría el dinero prestado. Hay que tener sentido común y no ser un doctrinario.

Por último, después de dos o tres semanas sigo pensando que se exagera sobre la repercusión del caso chipriota y su extrapolación a otros países. Los datos siguen diciéndome que Chipre es a Europa lo que Chiclana, Rubí, Alcoy o Ribasvaciamadrid a España, un 0,2% de la población y un 0,2% del PIB. No es normal BBVA, Santander, etc. sufran una fuerte caída porque la Caja de Ahorros de Alcoy se hunde.

“Es que aquí nos puede pasar lo mismo”. Pues mire usted, quizá sí, pero probablemente no. ¿Y por qué?, pues porque el tamaño del problema bancario en Chipre es igual al 100% de su PIB y en España es sólo el 5% del PIB. Como siempre hay que mirar los números. Sin números no se pueden extraer conclusiones en economía. Por poner un símil médico: si toses lo más probable es que estés constipado, pero también puedes tener cáncer de pulmón; pero de ahí no se puede deducir que siempre que toses tienes cáncer de pulmón. Y esto es lo que nos han pretendido hacer ver.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.