Las 6 grandes mentiras de la diputada socialista abortista Patricia Hernández, refutadas

Para esta diputada los provida serían unos monstruos sedientos de sangre de embarazada, que no se preocupan por los pobres. Cifras y documentos muestran su error.
Religión en libertad.-Según el Barómetro del CIS de abril de 2013, los españoles confían en la Iglesia el doble que en los políticos: a la Iglesia le ponen un 3,56, mientras que a los partidos les conceden una confianza del 1,83. El socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, inspira "mucha o bastante confianza" apenas a un 8,5% de españoles según el CIS. 

Y es que la Iglesia puede gustar más o menos, pero suele mantener siempre la misma postura, mientras que los políticos tienden a mentir mucho y cambiar de opinión sin causa alguna. Un ejemplo de mentiras descaradas (o grave indocumentación) es el de la diputada socialista abortista Patricia Hernández, en la web de izquierda radical ElPlural.com, criticando a las asociaciones provida. Veamos sus "argumentos".

MENTIRA 1: "Los que se llaman provida… nunca han reclamado más dinero para la cooperación ni han protestado por los recortes de esas partidas"

Suponemos que la diputada socialista se refiere a reclamar dinero público para apoyar a la cooperación internacional con la población necesitada en países en vía de desarrollo. Con ello quiere indicar que a los provida no les importan los pobres de otros países.

Evidentemente, las entidades que tienen que reclamar estas ayudas son las entidades que trabajan este tema, es decir, las de ayuda internacional al desarrollo. En el caso católico, es sobre todo Manos Unidas… y Manos Unidas (que depende de los obispos) ya denunció los recortes en 2010, ¡cuando los recortes los hacía el gobierno socialista de Zapatero!

Así, Manos Unidas y otras ONGs católicas de desarrollo internacional firmaron el manifiesto "Las personas primero" de 2010 que decía: "Las medidas anticrisis han de recaer sobre todo sobre los causantes de la misma, y no sobre los mil veinte millones de personas, los más vulnerables del planeta, víctimas de un sistema internacional injusto, que ahora verán agravada su situación por los recortes".

Hay que entender la diferencia entre una ONG católica de desarrollo y una ONG socialista. El ejemplo de ONG socialista, presidida hasta hace poco por la líder socialista Leire Pajín, sería "Solidaridad Internacional", con un 82% de dinero público. Su reverso es la católica Manos Unidas, con un 82% de financiación privada.

Las administraciones, durante los recortes de Zapatero, retiraron 1 millón de euros a Manos Unidas en 2010 y otro millón adicional en 2011, aunque los donativos privados crecieron y casi lo compensaron.

A nivel europeo, las entidades provida están recogiendo un millón de firmas en la campaña One of Us, para que no se gaste en abortos el dinero europeo destinado a "ayuda al desarrollo": eso permitirá que llegue el dinero de verdad en proyectos útiles, no en aborto. Es una protesta que incide en mejor cooperación.

A nivel internacional, la ONG católica Matercare.org está especializada en ayuda ginecológica, obstetrica y perinatal para madres y bebés de países pobres. No le dan casi nunca fondos públicos porque se niega a hacer abortos y anticoncepción. Pero hace campañas pidiendo a los poderes públicos "financiar iniciativas positivas de ayuda maternal" y "luchar contra la pobreza", como en esta campaña del Día de la Madre en Canadá.

Así que, sí, las entidades provida que trabajan el tema de la ayuda internacional, piden más fondos públicos (para los necesitados, no para ellas) y critican los recortes, desde que los empezó Zapatero. 

MENTIRA 2: "Los que se llaman provida… ven bien que Beatriz, una joven salvadoreña de 22 años, muera durante su embarazo".

"Les parece bien que muera antes que abortar un feto, que además, tiene anencefalia -carece de cerebro- y cuyas expectativas de supervivencia tras el parto son prácticamente nulas. A los que se llaman provida les da igual Beatriz, la salud de Beatriz, los derechos de Beatriz o la vida de Beatriz", insiste la diputada socialista. 

Es evidentemente una mentira gorda. Las entidades provida no quieren que nadie muera ni que nadie mate. Su lema es "cuidad y proteged a los dos, a la madre y al bebé". La medicina puede y debe ayudar a Beatriz a tener un embarazo sano, cuidando también a su hijo o hija. Que sea anencefálico y vaya a morir pronto (todos vamos a morir pronto) no impida que pueda ser abrazado y amado por su madre las horas o días que tengan de vida juntos.

Cientos de mujeres han vivido esa experiencia y la han encontrado consoladora y liberadora, con un proceso de duelo y de despedida sano. Buscando en Google "testimonios anencefalia" hay experiencias inspiradoras y humanizadoras. El aborto no aporta nada de eso.

MENTIRA 3: "Los que se llaman provida… no quieren que se hagan campañas de ‘sexo seguro’ para evitar embarazos no deseados. […] Están en contra de que se utilicen métodos de protección ante este virus mortal [el sida]".

patricia
La realidad es que los provida están a favor del sexo seguro, pero las campañas de condones y píldoras no son sexo seguro. El 23 de junio de 2006, el diario de izquierdas El País informaba de que “la Organización Mundial de la Salud calcula que la efectividad de la píldora tiene una tasa de fallos del 8% y el preservativo del 14%". ¿Eso es seguro?

Esta misma semana el miembro del patronato de la Fundación Española de Contracepción (FEC), Ezequiel Pérez admitía que en España 2 o 3 de cada 10 usuarios de preservativos los usan mal y los datos del Ministerio de Sanidad sobre el aborto de 2011 muestran que 50.000 de las 118.000 mujeres que abortaron eran usuarias estables de métodos anticonceptivos. Lo cierto es que en España, pese a que nunca tantas mujeres declararon usar anticonceptivos y que se reparten sin recetas cientos de miles de píldoras del día después, el aborto nunca ha dejado de crecer. A más anticoncepción, más aborto, dicen los datos reales año tras año.

MENTIRA 4: "Los que se llaman provida… han guardado un silencio cómplice, cuando no han aplaudido, que el Gobierno de España haya dejado sin asistencia sanitaria a los inmigrantes en situación irregular".

La diputada no puede dar ningún ejemplo de entidad "provida" que haya "aplaudido" esta medida, como ella se inventa, con ninguna declaración ni documento.

La realidad es que la mayoría de las madres y embarazadas que atienden en las asociaciones provida (empezando por Cáritas) son extranjeras, y son estas entidades de ayuda verdadera a la mujer las que suelen acabar pagando como pueden los costes médicos ligados a su embarazo, parto y postparto.

La retirada de la tarjeta sanitaria a inmigrantes ha contado con la crítica de los obispos catalanes (en un documento), de los obispos vascos (en otro documento), del portavoz episcopal de temas de Migraciones (el obispo Ciríaco Benavente) y declaraciones en contra de Cáritas y varias otras entidades cristianas de atención a inmigrantes.

Puede estar segura la diputada de que las entidades provida que atienden inmigrantes embarazadas y pagan sus costes sanitarios con los donativos y cuotas de benefactores estarían encantadas de todo tipo de ayudas públicas a la salud maternal y perinatal.

MENTIRA 5: "Los que se llaman provida… insultan, graban y coaccionan a las mujeres y profesionales que entran en clínicas… se van también de escrache a las vallas publicitarias"

Las vallas publicitarias son vallas publicitarias, no escraches. ¿O acaso deberíamos llamar "escrache" a una valla publicitaria con la cara de un político prometiendo "el pleno empleo", por ejemplo?

Escrache es lo que han hecho algunas docenas de radicales abortistas y socialistas esta semana gritando y amenazando ante la puerta de la casa de algunos políticos, con detenidos y todo, algo que los provida nunca han practicado en España, pese a que hay dos manifestaciones multitudinarias cada año que se acaban sin incidentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.