La economía de libre mercado necesita regulación | Economía para todos

La economía de libre mercado es comúnmente aceptada, hoy día, como el mejor o menos malo de los sistemas económicos, pero me da la sensación de que algunos entienden economía de libre mercado como aquello de “zorro libre en gallinero libre”  (la frase no es mía, pero desconozco el autor). 

Eduardo Martínez Abascal.Profesor del IESE
Eduardo Martínez Abascal.Profesor del IESE

Está claro que las experiencias colectivizadoras (anarquistas), o de economía estatalizada (comunistas), no han funcionado en ningún sitio. Por el contrario, los países más ricos son aquellos que han desarrollado el sistema de economía de mercado . Creo que la evidencia al respecto es abrumadora. Además, la libertad de la persona se afianza como un valor clave en nuestra sociedad y esa libertad conlleva la libertad económica.

Sin embargo, para que haya verdadera libertad de mercados, hace falta regularlos, de modo que todos tengan acceso a ellos en igualdad de condiciones y los precios reflejen la voluntad de la gente y no la conveniencia de unos pocos. Mi sensación es que algunos mercados no son libre mercado en absoluto, sino más bien un casino especulativo  donde solo gana el casino, es decir los que se dedican a ese mercado. Y creo que en los últimos años hemos ido a peor. Aquí va un ejemplo.

El mercado de deuda y la especulación

El mercado de deuda es el que fija el tipo de interés prevalente en España y de ahí también la dichosa prima de riesgo. Se negocian cada día unos 30.000 millones de euros… ¡¡¡cada día!!! Con siete días sería suficiente para financiar toda la deuda pública que emite España. El resto del año es puro movimiento especulativo. No parece lógico que tanto movimiento especulativo sea el que marque “la temperatura” de la economía española y la que rija la acción de los gobiernos.

Todo ese movimiento especulativo produce grandes subidas en los tipos de interés (en la prima de riesgo) que asustan a consumidores, empresarios y gobierno, es decir a los tres protagonistas de la economía. Nadie gana con esa especulación, salvo los participantes de ese mercado. Por cierto, no hay estadística diaria sobre quién compra y quién vende y cuánto y por tanto no se sabe quién mueve el mercado.

Toda esta especulación innecesaria (y dañina) se evitaría poniendo un módico IVA, digamos del 0,1% sobre el volumen negociado (la famosa tasa Tobin). Pero cada vez que se plantea el tema de la tasa Tobin, surgen los “puristas “ de la libertad de mercado  y ni la Comisión ni el Parlamento Europeos se atreven a dar el paso. ¿Por qué se paga IVA por todo, hasta para el pan, y no lo pagan los señores participantes en el mercado de deuda? Realmente no se entiende.

Hay que poner orden y transparencia en los mercados con regulaciones sencillas y claras . En concreto:

  • Que se sepa a diario quién compra y vende y cuánto
  • Que el mecanismo de precios sea transparente y la negociación por ordenador
  • Que se cobre IVA por transacción y que haya multiplicidad de partícipes, no solo unos pocos que dominan el mercado.

No es mucho pedir. Con estos “unos pocos” perderían mucho y todos ganaríamos mucho más.

Versión actualizada del artículo publicado en el El Periódico el 6 de febrero de 2014.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.