La condición amorosa -Julián Marías

Chapter XXII: “The amorous condition”. (“La condición amorosa”).
At the beginning of this chapter Marias retakes the concept of circumstantiality linking it with that of neediness, the latter understood as the constant need of man to things, including those that already own, and also includes work activities performed. All dimensions of human life are united in the amorous condition. There are two radically different ways of experiencing the amorous condition: toward the same sex or toward the other, so that all personal relationships are marked by the sexed condition of the human being. Heterosexual relationships have the absolute primacy over other relationships, because they are “the ontological place of love in the strict sense”.
A continuación nos adentramos en la primera parte del Capítulo XXII: La condición amorosa de Julián Marías Antropología metafísica.

El posta anterior lo cerramos con el argumento de la Razón vital: masculina y femenina, en la que Julián Marías distinguía en que hombre y mujer eran seres sexuados y que esto afectaría a la vida entera, desde lo físico a lo mental. Y que por consiguiente, la razón vital también se vería afectada por esta dualidad, masculina y femenina. Esto lleva, por tanto, a considerar que hombre y mujer realizan una interpretación de la realidad según su propia condición, las circunstancias son diferentes. Instalación y proyección se realizan desde puntos de partida diversos, pero no solo se realizan las cosas, también se sienten de formas diferentes. Únicamente cuando el hombre y la mujer, instalados cada uno en su sexo, se proyectan el uno hacia la otra y juntos hacia su doble vocación personal, es posible que se hagan mutuamente transparentes; y sólo esa vida doble es capaz de poner en marcha la integridad de la razón vital.
Para nuestro filósofo la condición amorosa es la “instalación de plenitud de apertura que lleva consigo dimensiones de efusión y donación (agápe)”1. Además de ser “el modo de sensibilidad humana en que se instala el hombre como persona en su comunicación disyuntiva como varón o mujer”2.
En el inicio de este capítulo, Julián Marías retoma el concepto de circunstancialidad enlazándolo con el de menesterosidad, este último entendido como la necesidad constante del hombre hacia las cosas, incluidas aquellas que ya posee, y que también incluye la actividad laboral que realiza, ya que con todas ellas lleva a cabo su vida. Esto le sirve para diferenciar entre las necesidad que el hombre tiene hacia las cosas y a hacia las personas, considerando que estas últimas son más profundas.
Dentro de estas últimas, la necesidad de todo hombre hacia las personas y hacia las cosas, Julián Marías hace referencia a la necesidad temporal que se puede sentir hacia una persona, considerando que se necesita “aquello que la persona tiene o lleva consigo de «cosa» -eso que nunca puede ser-: cuando necesito su cuerpo, su esfuerzo físico, sus destrezas, su desplazamiento social, sus propiedades su apoyo”3.
Retoma nuevamente la condición sexuada, desde la que cada sexo se proyecta al otro, a su opuesto, caracterizando distintas formas de necesitar. Todas las dimensiones de la vida humana se unen en la condición amorosa, ya que al hombre le es menester esta condición4. Existen formas radicalmente distintas de experimentar esta necesidad: la que experimentamos dentro del propio sexo o hacia el otro, quedando marcadas todas las relaciones personales por la condición sexuada y siendo la necesidad heterosexuada la primacía absoluta por encima de otras relaciones. No significa esto que varón y mujer se enamoren siempre o que no existan otras formas de amor, sino que las relaciones heterosexuadas son “el lugar ontológico del amor en sentido estricto, interpretado biográficamente y dentro de la estructura empírica”5.

La próxima semana continuaremos con la exposición de la segunda parte del Capítulo XXII: La condición amorosa.Fuente: Análisis digital

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.