Flibanserin, nueva “Viagra” femenina: autorizada por la FDA en una decisión polémica

UCV.El pasado 4 de Junio un comité asesor de la FDA norteamericana, encargada de la regulación y autorización de los fármacos, recomendó la aprobación de “flibanserin” como nuevo medicamento para el tratamiento de mujeres pre menopáusicas con “deseo sexual hipoactivo”. La FDA aprobó su comercialización el pasado 19 de Agosto.

lot of pills
lot of pills

Podría decirse que equivaldría por su indicación –aunque no es la misma sustancia- a la versión femenina del “Viagra” masculino, con matices. A diferencia de Viagra, que se administra exclusivamente antes de una relación sexual en caso de disfunción eréctil, el nuevo fármaco debe tomarse regularmente a diario en el momento de acostarse con el fin de minimizar los efectos secundarios, se vayan a tener relaciones o no, lo cual plantea un nuevo escenario, dada la continuidad del tratamiento y los previsibles efectos secundarios que pudieran ir apareciendo con el tiempo.
Esta recomendación no ha estado exenta de polémica. En tres ocasiones previas, la FDA había rechazado aprobar el medicamento con la indicación señalada, por estimar que el balance riesgo/beneficio no justificaba su autorización.

¿UN NUEVO FÁRMACO?

Flibanserin no es nuevo. En realidad se trata de una molécula inicialmente promovida como antidepresivo, con resultados fallidos. A comienzos de este siglo el laboratorio responsable de esta sustancia era Boehringer Ingelheim. Tras el fracaso, se decidió probar su eficacia como tratamiento del desorden denominado “deseo sexual hipoactivo”, del que se dijo que afectaba a un 10 % de las mujeres. Actualmente el propietario es el laboratorio Sprout Pharmaceuticals, que se autodefine como promotor de la salud sexual de la mujer 1.

El problema del “deseo sexual hipoactivo”

Aunque los problemas asociados a la falta de deseo sexual son reales y no infrecuentes, la denominación “deseo sexual hipoactivo” al que se refiere la indicación del nuevo fármaco, resulta muy controvertida.
Tal denominación ha sido eliminada de la última edición del “Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders”, DSM-52, que incluye una nueva denominación, la de trastorno de interés/excitación sexual, que presenta criterios diagnósticos mucho más estrictos, que recogen mucho mejor la complejidad de la experiencia sexual femenina, y reducen la prevalencia del trastorno significativamente a solo una fracción del 10 % que se estimó anteriormente. La causa de esta modificación no es otra que reducir el “sobre-diagnóstico” que se estaba produciendo con la anterior denominación y evaluación del trastorno, lo cual implica que el número de mujeres susceptibles de ser tratadas con el nuevo fármaco se ve significativamente reducido.
Según afirma un interesante trabajo3, un miembro de la comisión implicada en esta modificación, el psicólogo Lori Brotto, concluyó que una falta de deseo sexual espontáneo, puede, de hecho, ser normal para la mayoría de las mujeres, muchas de las cuales disfrutan de su vida sexual, y ello no debe ser patologizado. Otro miembro del grupo de trabajo, Cynthia Graham, fue más allá al afirmar que “no existe ningún trastorno de deseo sexual”.

FLIBANSERIN, UNA APROBACIÓN POLÉMICA Ver más

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.