El tiempo es oro.-Nuria Chinchilla: valores y ecología humana

sans-titreYa hemos empezado el 2014 y con ello el XX aniversario del Año Internacional de la Familia de Naciones Unidas. El Secretario General de Naciones Unidas recomienda a los países seguir desarrollando politicas de conciliación. En este sentido, España podría seguir el ejemplo de Holanda como primera economía del mundo en porcentaje de empleados con trabajo a tiempo parcial. ¡Casi la mitad de la población activa!

Un 48% de los contratos son a tiempo parcial en Holanda, un país con una tasa de paro del 7% y una renta per cápita que supone el 130% de la media europea. En España, tan solo el 14,7% de los asalariados trabaja a tiempo parcial, frente al 27% en el Reino Unido y el 26,7% en Alemania. El eslogan holandés fue éste: «el trabajo prima sobre el sueldo».

Recientemente el Gobierno español está tomando medidas en este sentido. Se amplía en cuatro años más el período en el que los trabajadores pueden solicitar una reducción de jornada para el cuidado de los hijos. La ley anterior permitía hacerlo hasta que el hijo cumpliera los 8 años. Con la nueva norma el plazo se extenderá hasta que el niño cumpla los 12 años, como ya sucede en la Administración Pública.

Según el Ministerio de Empleo, esta medida facilitará la conciliación de la vida laboral y familiar y activará la creación de empleo, dado que en muchos casos será necesario contratar a otro trabajador para compensar la reducción de jornada de ese padre o madre que pasa a tener un contrato a tiempo parcial.

imagesCAT3QXLZ

También se amplía el uso del contrato a tiempo parcial de apoyo a emprendedores para empresas de menos de 50 trabajadores y para trabajadores menores de 30 años vinculados a procesos de formación.

Como explica el profesor del IESE, Sandalio Gómez López-Egea en este artículo, en Holanda, se ha aplicado el principio de no discriminación entre contratos a tiempo parcial y contratos a tiempo completo en la legislación (en cuanto a condiciones, retribución, pensiones etc.), los empresarios y los sindicatos holandeses, reacios en un principio a esta modalidad de contratación, se dieron cuenta que la productividad aumentaba y que con las debidas garantías legales, no era un contrato precario. Esto animó al Gobierno a atender la demanda no sólo de mujeres sino también de hombres que valoran su tiempo para su familia, sus hobbies y otras actividades.

La modalidad de contrato a tiempo parcial ha aumentado en las últimas décadas en la mayoría de los países industrializados del Norte de Europa, lo que evidencia una tendencia hacia la priorización del tiempo como moneda de cambio y la conciliacion como prioridad de los trabajadores. Para que triunfe en España es necesario que los diferentes colectivos sociales la apoyen, dándose cuenta de sus beneficios.

Os adjunto este vídeo donde se muestran los posibles beneficios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.