El Presidente de Ecuador dice que renunciará si se insiste en la liberalización del aborto. –

Mercatonet-El presidente ecuatoriano, Rafael Correa es un líder latinoamericano popular, probablemente el más conocido en los salones de la aldea global en estos días para dar asilo al fundador de Wikileaks, Julian Assange (refugiado en la embajada de Ecuador en Londres) y, más recientemente, ofreciendo un refugio para América denunciante Edward Snowden – una oferta posterior retirada. Un enfrentamiento con los EE.UU. sobre Snowden en junio vio el presidente socialista que ofrece descaradamente a renunciar a 32.000.000 dólares al año en beneficios aduaneros y donar el dinero a los estadounidenses de capacitación en materia de derechos humanos con el fin de «evitar violaciónes de la privacidad, la tortura y otras acciones que están denigrando a la humanidad. «El episodio parece típico de su grandilocuencia populista contra el» imperialismo americano «en el estilo de la tarde Hugo Chávez. La semana pasada, sin embargo, Correa se encontró teniendo que dar una lección de derechos humanos a su propio partido, y lo hizo en lo que era, incluso para él, una manera dramática. En la cara de un empujón para relajar la ley del aborto en el país como parte de una reforma del Código Penal, que amenazó con renunciar . «Ellos pueden hacer lo que quieran», dijo a los periodistas. «Nunca voy a aprobar la despenalización del aborto.» Agregó que si esos «actos de traición y deslealtad» continúa, «Voy a presentar mi renuncia». Su estallido tuvo el efecto deseado .EcuadorLoveLife El congresista que propuso la medida se retiró, aunque advirtió suavemente el presidente «está cometiendo un error». Políticamente, eso puede ser cierto, pero no desde el punto de vista de los derechos humanos – si eso es lo que está realmente en juego. Ni en términos de la Constitución del país que, según el presidente, defiende la vida desde el momento de la concepción. Eso no era del todo claro hace cinco años, cuando la Constitución estaba siendo re-escrito. En ese momento los grupos pro-vida y la Iglesia estaban nerviosos sobre el lenguaje que indica que toda persona tiene el derecho a decidir cuándo y cuántos hijos tener, aunque Correa insistió en que él y su partido Pais Allianza eran acérrimos defensores de la vida. Ahora, en el momento de la verdad, ha hecho buena su promesa. Así como «un defensor de la vida» Correa describe a sí mismo como «de izquierda, humanista, católica romana». Esta mezcla embriagadora tiene sentido en su parte del mundo, pero no en el movimiento pro-aborto global, que se utiliza para barrer los regímenes socialistas en su cesta. América Latina sigue siendo un gran reto para ellos. Hasta ahora, sólo Cuba, México y Uruguay (después de un ex presidente vetó el movimiento) permiten el aborto en el primer trimestre. Cinco países todavía prohíben aborto completo (Chile, Nicaragua, El Salvador, Honduras y la República Dominicana), mientras que en el medio hacemos excepciones en circunstancias tales como la vida o la salud de la madre (salvar la vida de la madre con el resultado de que el feto muere es, por supuesto, no el aborto en el sentido moral de todos modos), la violación, el incesto y / o deformidad fetal. La ley de Ecuador permite actualmente aborto durante el embarazo cuando la vida o la salud de la madre está en peligro, o en el caso de la violación de las mujeres con discapacidad mental. La enmienda rechazada por el presidente extendió la última excepción a todas las mujeres que afirman haber sido violadas. Grupos como Human Rights Watch, Planificación de la Familia (International) están presionando para que la despenalización completa, y el Comité de las Naciones Unidas sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CDESC) de otras excepciones. Estos grupos basan su campaña por la despenalización no sólo en un supuesto «derecho» al aborto, sino en la afirmación de que los países donde el aborto sigue siendo ilegal tienen tasas extremadamente altas de «inseguro» (ilegales) de abortos y la mortalidad materna. La Organización Mundial de la Salud estima que hay 4,2 millones de abortos inseguros cada uno en América Latina y que el 12 por ciento de todas las muertes maternas en la región (incluido el Caribe) en 2008 fueron causadas por abortos. Pero, incluso si el presidente Correa fueron menos machista de lo que es, que no tiene por qué tener miedo por estas cifras. A pesar de que se repiten una y otra vez en los medios de comunicación mundiales , los nuevos datos muestran que las hipótesis y estimaciones en que se basan son falsas. Aborto había sido legal en Chile desde hace muchos años, cuando fue prohibido en 1989. Si la OMS y otros fuera correcta, los abortos ilegales habrían empezado a aumentar a continuación, lo que lleva a un aumento de las muertes maternas. Pero cuando epidemiólogo chileno Dr. Elard Koch y sus colegas analizaron los datos de población desde 1957 hasta 2007 se encontraron con que no era el caso. Las muertes maternas, que había estado cayendo durante mucho tiempo, siguieron disminuyendo después se cambió la ley y luego se estabilizó. De hecho, hoy en día, con el aborto sigue prohibido, Chile tiene una de las tasas de mortalidad materna más bajas del mundo, superando a los Estados Unidos y, en las Américas, sólo superada por Canadá. Y las madres con más probabilidades de morir durante el embarazo o el parto son hoy los que retrasar la maternidad hasta el punto en condiciones como la hipertensión, la diabetes y la obesidad son factores. Es esta tendencia que ha impedido la disminución de la mortalidad materna aún más. Si no es «aborto seguro» ¿cuál es la clave para la maternidad sin riesgo? Los tres factores más importantes en la reducción de la mortalidad materna, el estudio encontró Koch, fueron el parto por personal calificado de nacimiento, el acceso a servicios de salud materna, tales como los programas de nutrición y el nivel educativo de las mujeres – que también reduce la fertilidad. A semejante estudio de la Ciudad de México dirigido por Koch descubrió que la agencia oficial de vigilancia aborto (GIRE) registró 12.221 abortos electivos para el año 2009, mientras que el Instituto Alan Guttmacher, un aborto promoción dibujo grupo de EE.UU. sobre las encuestas de opinión de los trabajadores de la salud, que se estima una cifra de 122.455 – diez veces más! En el mismo año, de 1.207 muertes maternas totales registradas en México, sólo 25 pueden ser atribuidos al aborto inducido ilegal. Otros estudios de América Latina están pendientes. De esto podemos concluir que a pesar de Rafael Correa puede llegar a encontrarse en el lado equivocado de la política de aborto, no está en el lado equivocado de la ciencia – ni la biología, ya que el niño recién concebido es un ser humano con derechos humanos intrínsecos, ni estadísticas que, cuando la ideología y las estimaciones son controlados por, muestran que la legalización del aborto es superfluo para la salud y el bienestar de las mujeres. Carolyn Moynihan es editor adjunto de MercatorNet.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.