¿El mundo está listo para el envejecimiento?

NUEVA YORK, 30 de enero (C-Fam) Expertos de la ONU en población que promueven la baja fertilidad quedaron estupefactos cuando se les preguntó qué le depara a los países que envejecerán antes de tener la posibilidad de llegar a ser ricos.

En un panel de la ONU la semana pasada una experta de la Universidad de Harvard dijo: «Hay beneficios económicos y para la salud a partir de la disminución de la fertilidad». Durante una presentación para delegados de la ONU, en una reunión de expertos sobre dinámica poblacional y desarrollo sostenible, otro defensor del control de la población sostuvo que se necesitan «más recursos para controlar la fertilidad» para niñas de tan solo 11 años de edad.

Esta teoría (conocida como «dividendo demográfico») está siendo examinada incesantemente ya que más y más países padecen baja fertilidad sin beneficio económico alguno que acompañe.

vejez

Los representantes de los países presentes en la reunión parecían más preocupados por su ya baja fertilidad que por la necesidad de reducirla aun más.

Cómo puede la gente «abandonar la idea de que necesitan parientes cuando envejecen», preguntó un delegado de El Salvador. «La gran dependencia en la familia persiste porque no hay una red de protección social», explicó. «Esto es lo que hay en el inconsciente de las personas. Van a acabar teniendo a nadie que cuide de ellos».

El delegado ofreció su propia experiencia: «Mi abuela tenía seis hermanos, mi padre tenía tres, yo soy hijo único… mi padre y sus tres hermanos pudieron cuidar de mi abuela mucho mejor de lo que yo podré cuidar a mis padres solo». 

Las respuestas de los expertos no fueron reconfortantes.

Jocelyn Finlay, la especialista de Harvard, dijo no tener conocimiento de trabajo alguno para trasladar los gastos en salud sexual y reproductiva hacia protecciones sociales para las personas de la tercera edad. Los panelistas quedaron estupefactos y solo pudieron señalar algunas de las fallas de su teoría.

«El dividendo demográfico no es automático», dijo John Wilmoth, director de demografía de la ONU.

«No todos los países que han experimentado una reducción de la fertilidad han aprovechado los beneficios», añadió Finlay. Advirtió a los países que el dividendo demográfico puede volverse deficitario: «¡Actúen rápidamente! Esta ventana se abre y luego se cierra».

Finlay puso de manifiesto el lado oscuro de la teoría del dividendo demográfico: poblaciones que envejecen rápidamente. Sostuvo que «simplemente se está dejando atrás» a la gente de las áreas rurales de Corea del Sur y China, «no hay apoyo social para ellos». Antes, Finlay había señalado a Corea del Sur como el ejemplo clásico de la teoría del dividendo demográfico. Pero el envejecimiento exige cambios institucionales enormes y ha demostrado ser algo que «requiere mucho», explicó.

Los problemas del envejecimiento pueden ser más severos en países pobres de África que actualmente son el blanco de las campañas de reducción de fertilidad de las Naciones Unidas.

En África la única protección social es la familia. Pero Parfait M. Eloundou-Enyegue de la Universidad Cornell dijo: «La familia es la red de protección social solo en la medida en que se mantiene el contrato social». Dijo que incluso en África la familia está sometida al estrés de la urbanización y del incremento en el costo de vida resultante.

La División de Población de la ONU organizó el panel antes de la sesión de la Comisión de Población y Desarrollo a realizarse en abril.

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.