Educación dará autonomía a los centros para que elijan qué asignaturas imparten

El Estado fijará los contenidos y los objetivos de las materias básicas. Los colegios e institutos «resucitarán las disciplinas que quieran»

Madrid- El Ministerio de Educación ha decidido apostar fuerte en la futura ley de educación (Lomce) por la autonomía de los centros, que previsiblemente ganarán más poder a la hora de decidir cuál es la oferta de asignaturas que no son básicas que quieren impartir o cuál es su carga lectiva. Más aún, podrán decidir en qué quieren especializarse: enseñanzas artísticas, lenguas clásicas….

El cambio, sobre el que está trabajando el Ministerio, lo avanzó ayer la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, durante su participación en los «Diálogos de Educación» de la Confederación de Familias y Padres de Alumnos (Cofapa).

Ahora bien, ese margen de decisión quedará en manos de los centros sólo cuando se trate de asignaturas que no son básicas, ya que «la Administración general del Estado tendrá un papel más importante en los contenidos y las horas de aquellas asignaturas que se consideran instrumentales (Lengua, Matemáticas, Inglés y Ciencias)», aclaró ayer Gomendio. Al mismo tiempo, Educación exigirá que, independientemente de la especialización de cada centro de enseñanza, todos alcancen los objetivos que deben cumplirse y que vendrán marcados por las evaluaciones nacionales.

Así, ocurrirá que «no será la Administración general del Estado la que decidirá si desaparece una vía o no; es el centro el que determinará qué asignaturas ofrece dentro de un abanico bastante amplio de tal manera que cada centro resucitará las materias que quiera resucitar», matizó la secretaria de Estado. Esto implicará que «no desaparecerán determinadas vías de Bachillerato si el centro no lo desea». Es el caso del Bachillerato de Artes Escénicas, que sobrevivirá, si un centro así lo decide y tiene demanda suficiente de alumnos que quieran cursarlo.

Gomendio avisó, no obstante, de que la propuesta está en fase de estudio y que tendrá que ser negociada con las comunidades autónomas la semana que viene, en la Conferencia Sectorial de Educación.

Modelo anglosajón
Gomendio dejó claro que este nuevo modelo que se pone ahora sobre la mesa obligará a un cambio de porcentajes sobre los contenidos que impondrá el Gobierno central y los que se dejarán en manos de las comunidades autónomas. En el anteproyecto de la Lomce, se preveía que el Estado aumentase su control sobre los contenidos un 10 por ciento. De momento, no hay nada cerrado. «Veremos qué pasa la semana que viene, pero la idea es que en las asignaturas instrumentales haya una definición por parte de la Administración general del Estado mucho más clara del currículum y las horas mínimas que hay que impartir de esas asignaturas».
El cambio que se pretende introducir por vía legal toma como referencia el modelo anglosajón, Así, Gomendio puso como ejemplo el caso de un centro de Inglaterra que visitó la semana pasada y que decidió especializarse en Música y Latín. «Es este tipo de flexibilidad la que se necesita para que los centros puedan especializarse y la que queremos facilitar», añadió. El anuncio ha sido muy bien recibido por la patronal de la enseñanza privada y concertada, CECE. Su vicepresidente, Alfonso Aguiló, manifestó que «es una buena noticia que se confíe en los centros y en los profesores para ser más creativos y buscar de modo más eficiente una mejora de la excelencia y un descenso del fracaso escolar. Las evaluaciones no tienen por qué agrandar la brecha académica actual, sino, por el contrario, elevar el nivel de todos, como se ha demostrado ya en bastantes ocasiones en países europeos muy diferentes».

Hasta ahora se ha visto que los centros educativos en España toman menos decisiones que en la OCDE y la UE-21. Así, los españoles toman un 17% de las decisiones, frente al 32% de la OCDE y el 40% de la UE-21. En gestión de personal (contratación, despidos, condiciones laborales, promociones y salarios) los colegios españoles prácticamente no tienen ninguna competencia.

VÍAS DE ESPECIALIZACIÓN
ARTES
Las artes escénicas, la música y la danza podrán ser algunas de las asignaturas no instrumentales en las que los centros podrán especializarse si lo desean.
CULTURA CLÁSICA
Materias como la Cultura Clásica, el Latín o el Griego podrán ganar peso en los centros que decidan destacar por la formación que ofrecen en este área.
TECNOLOGÍA
La nueva reforma del Gobierno permitirá que nuevas asignaturas irrumpan en el currículum educativo si así lo deciden las autonomías y los centros.
LATÍN Y MÚSICA
El estudio del latín en mayor profundidad y de la música es otra alternativa por la que algunos centros podrían optar. En Inglaterra hay centros que así lo hacen.

Fuente: La Razón

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.