¿Dice mentiras tu secretaria? | Economía, ética y Responsabilidad Social de la Empresa

¿Eres un directivo ético? ¿Sí? Vamos a hacer una prueba. Tu secretaria te dice: “le llama por teléfono el señor Tal”., y tú no quieres ponerte al teléfono. ¿Qué respondes a tu secretaria? “¿Dígale que no estoy?”. Pues entonces no eres ético. Bueno, ninguno de nosotros es ético del todo y siempre; digamos que, en este caso, te ha faltado sensibilidad ética. Mejor dile: “No diga una mentira, aunque sea útil para mí; yo no tengo derecho a exigirle que sea mentirosa. Dígale que le llamaremos más tarde”.

Antonio Argandoña, Profesor del IESE
Antonio Argandoña, Profesor del IESE

Vas a conseguir varios resultados. Uno: mejora tu cualidad moral, porque has aprendido a tener en cuenta el bien de la otra persona, en este caso, de tu secretaria. Dos: has enseñado a tu secretaria algo importante: no debe decir mentiras, ni aunque se lo pida o se lo ordene su jefe. Tres: tu secretaria valorará mucho más el trabajo que hace contigo: “con un jefe así, da gusto trabajar”. Cuatro: esto se sabrá en la empresa (y perdón si supongo que tu secretaria no es demasiado discreta), y contribuirá a crear una cultura ética, y que todos participen de la satisfacción que tiene tu secretaria.

Ojo: todo esto solo vale si, de verdad, tratas de ser siempre ético en todo lo que haces -sí, ya sé que no lo conseguirás: he dicho que tratas de conseguirlo. La doblez -”mi jefe me dice que no diga mentiras por teléfono, pero luego hace cada faena…”- no es una buena estrategia.

Pero, me dices: si ya se sabe qué “el jefe no está” quiere decir que “no se quiere poner al teléfono”: una mentira blanca o piadosa. Buena excusa. Pero si quieres ser un directivo (más) ético, mejor tratas de comportate como he dicho antes. Y esto vale para otras muchas cosas. Si tratas de adaptar tu conducta a esta manera de tratar a los subordinados y colegas, habrás dado un paso adelante.

¿Que es difícil? Claro: nadie ha dicho que ser ético sea fácil. Pero es posible. Hay que echarle ganas, esfuerzo y… un poco de imaginación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.