Ana Isabel Torres: «Estamos muy lejos de poder clonar a un ser humano, aunque ha llegado el momento de regularlo»

Ana Isabel Flores es investigadora principal del grupo de Medicina Regenerativa del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre de Madrid
En esta entrevista explica cómo la medicina será cada vez “más específica, más segura y más dirigida” gracias a las terapias derivadas de células madre.-

La información.-30/06/2013.-Los más recientes estudios con células madre enfocados a futuras terapias médicas apuntan a la placenta como un tejido del que obtener éstas células para luchar con más eficacia contra cáncer de mama o enfermedades relacionados con el hígado, entre otras líneas de trabajo. Ana Isabel Flores, en esta entrevista auspiciada por Vidaplus, explica cómo la medicina será cada vez “más específica, más segura y más dirigida” gracias a las terapias derivadas de células madre.

Esta investigadora del Hosptital 12 de Octubre zanja, asimismo, cualquier duda en torno a la futurible clonación de una ser humano. Y, a pesar de que se haya clonado recientemente una célula madre adulta, “estamos muy lejos de poder clonar a un ser humano, aunque, tal vez, ha llegado el momento de regularlo”.

Básicamente, ¿qué es y cómo actúa una célula madre?

Una célula madre es una célula comodín o una célula en blanco que es capaz de diferenciarse a uno o a varios tejidos. Además una célula madre es capaz de dividirse y dar lugar a otra célula madre por lo que son una fuente inagotable de tejidos.

¿Qué es aquello que no deja de fascinarle del trabajo con células madre?

Lo que más me fascina de las células madre es que, cambiando el microambiente, la célula madre es capaz de dirigirse hacia un tejido o hacia otro. Intentar comprender el mecanismo que regula eso tan fino de que vaya hacia un lado o hacia otro me parece fascinante.

¿En qué aspectos se modificará significativamente la medicina en los próximos años?

Será mucho más específica, más segura y más dirigida. Las células madre van a ayudar a reparar tejidos. Incluso mediante la ingeniería de tejidos se van a poder crear órganos en el laboratorio.

Yo creo que habrá significativos avances… Y si juntamos la genética con la farmacología obtendremos terapias mucho mejores porque vamos a saber qué medicamento le va mejor a un individuo concreto.

Todavía, la investigación con células madre está rodeada algunas polémicas ¿Qué mensaje trasladaría a la sociedad para zanjar debates éticos?

Cuando se oye hablar de células madre, muchos todavía creen que se crean embriones específicamente para trabajar con ellos. Eso no es cierto. Los que trabajan con células madre embrionarias proceden de embriones que ya no van a ser usados para la fertilización in vitro y que se hubieran destruido de todas maneras. Y con esas células de esos embriones no se va a crear ningún ser humano ni se va a clonar ningún ser humano como alguna gente habla. Eso es imposible.

Además, no todo el mundo trabaja con células madre. Es un pequeño grupo de investigadores. La mayor parte de los investigadores trabajamos con células madre adultas, obtenidas de tejidos adultos como la médula, la grasa, la sangre de cordón umbilical o la placenta.

Recientemente se ha clonado una célula madre y la polémica ha vuelto a la primera páginas de los periódicos.

Que se haya clonado una célula humana no significa que se vaya a clonar un ser humano. Por muchísimas razones. Primero éticas. La mayoría de los científicos tienen muy claro dónde están los límites.

Segundo: Se tardaron años en conseguir a la oveja Dolly y después de ella se ha tardado más de una década en poder hacer lo mismo con las células humanas. Los humanos somos tremendamente complicados y va a ser muy difícil obtener un ser vivo a partir de un clon. Esta investigación además, necesita ser validada por otros grupos.

Y aunque hayan conseguido este clon, no significa que una vez transferido a una vientre materno vaya a ser viable. Sinceramente, creo que aún estamos muy lejos de poder conseguirlo. Aunque quizás haya llegado el momento de regularlo.

Y tercero: razones económicas. Conseguir clones de células humanas es tremendamente costoso económicamente. Imagínate lo que supondría además conseguir un ser vivo clonado.

Aún estamos a años luz de poder clonar seres humanos, si es que alguna vez se consigue. Si no hemos conseguido aún curar la mayoría de nuestras enfermedades, ¿cómo vamos a ser capaces de desvelar el más auténtico de los misterios que es cómo se configura un ser vivo?

En qué medida cree que todavía falta concienciar las personas sobre la importancia de la donación o criopreservación de tejidos.

Yo creo que la gente sí está informada que es necesario donar los tejidos. Lo que falta es hacerlo porque hay cierta inercia a lo contrario. Creo que en lugar de existir sólo un pequeño grupo de profesionales que se dedican al transplante y a la información sobre este tema, todos los profesionales de la medicina debían informaran a la gente de la necesidad de donar o conservar tejidos como, por ejemplo, la sangre de cordón umbilical.

Su más novedosa investigación gira entorno a la placenta. Cuéntenos en líneas generales en qué consiste.

Consiste en aislar de un tejido de desecho que no supone ningún riesgo para el paciente células madre adultas, por lo que tampoco tiene ningún tipo de conflicto ético. Esas células tienen una capacidad muy importante de diferenciación de tejidos y de proliferación (obtener gran cantidad de células en laboratorio para transplantes).

Otro aspecto importante de estas células es que son genómicamente estables durante el cultivo en el laboratorio con lo que no causarán tumores durante el transplante. Además, no van a inducir rechazo. Por tanto, de un único donante se podrán utilizar en múltiples pacientes.

Ahora estamos centrados en dos líneas de investigación. La regeneración hepática y el cáncer de mama. Pero, además, colaboramos en otras investigaciones como son terapias relacionadas con esclerosis múltiple o regeneración ósea.

¿Qué mensaje de esperanzar hay para los pacientes presentes y futuros de afecciones oncológicas?

En estudios preclínicos hemos visto como las células madre de placenta se alojan en los tumores y son capaces de reducirlo. También inhiben la aparición de nuevos tumores o metástasis.

Por otro lado, a estas células madre se les puede introducir agentes terapéuticos y al alojarse dentro del tumor podrían secretar estos agentes y aumentar el efecto que de por sí ya tienen.

¿El Alzheimer podría ser totalmente cercado por la ciencia gracias a terapias celulares?

Las células madre se han diferenciado a neuronas con lo que probablemente se puedan aplicar como terapia para otro tipo de enfermedades como demencia o Parkinson. El Alzheimer es una enfermedad más compleja y presenta mucho deterioro del cerebro en zonas muy extensas. Por eso, probablemente las células madre no consigan reemplazar las neuronas.

Lo que sí que se ha visto en experimentos con animales es que las células madre protegen a las neuronas que todavía están vivas. Por lo tanto, más que un efecto de reemplazo, las células madre protegerán del deterioro que produce el Alzheimer. Entonces si conseguimos frenar la enfermedad en los estadios tempranos de la misma ya será importante.

Durante siglos se han buscado remedios en el exterior y ahora, sin embargo, estamos viendo que en nosotros mismos están los remedios para muchas enfermedades.

Así es, el remedio está en nosotros mismos. La naturaleza es muy sabia. Además nuestro cuerpo tiene pequeños grupos de células madre en todos los órganos y cuando hay pequeños daños que se producen normalmente, estas células madre lo reparan. Cuando ese daño es muy extenso se produce la patología y se necesita intervenir.

¿Cuánto nos queda por descubrir sobre las posibilidades que ofrece a la ciencia médica una célula madre?

Muchísimo. Estamos en la punta del iceberg. Todavía estamos empezando a vislumbrar las capacidades reales de las células madre. Nos queda muchísimo por descubrir. Nos queda por delante todo un camino fascinante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.