El Vaticano, «estupefacto» por las falsedades vertidas por The Guardian sobre sus finanzas

La pretendida noticia bomba de The Guardian, elaborada "de manera torpe y maliciosa

La pretendida noticia bomba de The Guardian, elaborada «de manera torpe y maliciosa

ForumLibertas.com
El padre Lombardi y L’Osservatore Romano desmontan una noticia del diario británico en la que se asegura que la Santa Sede había creado un imperio inmobiliario «gracias a los millones de Mussolini», un artículo «inconsistente» que «parece escrito por alguien que vive en los asteroides»

El pasado jueves, 24 de enero, el diario británico The Guardian publicaba una presunta noticia ‘bomba’ en la que se aseguraba que el Vaticano había creado un imperio inmobiliario internacional gracias a millones donados por Mussolini a cambio del reconocimiento del régimen fascista.

The Guardian afirmaba que había descubierto la existencia de valiosas propiedades en Londres, que serían del Vaticano, como el negocio de Bulgari en la New Bond Street o un edificio en la zona de St. James’s Square, en la esquina con Pall Mall.

De estas propiedades, no es fácil saber quién es el verdadero propietario, pues quien los posee quiso mantener estas informaciones reservadas, añade el rotativo británico.

Federico Lombardi, «estupefacto»

Ante las afirmaciones de The Guardian, que desde la Santa Sede han sido consideradas como fruto de una gran ignorancia, el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, se mostró tajante: “Me dejó estupefacto el artículo de The Guardian, parece escrito por alguien que viven en los asteroides. Son cosas sabidas desde hace ochenta años. No ha sido revelado nada que no se supiera”.

Lombardi añadió que la existencia de inversiones por parte de la Santa Sede, con las sumas de la indemnización que dio el Estado Italiano a la Santa Sede por la expropiación de sus territorios y bienes durante la unificación italiana, con los Pactos de Letrán, “son conocidos desde aquella época o sea hace más de ochenta años”.

“Que la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica tenga una sección extraordinaria está escrito incluso en la guía telefónica del Vaticano”. De hecho, es la sección que administra el patrimonio inmobiliario con el que se mantienen oficinas y estructuras, subrayó el portavoz del Vaticano.

«Noticias imprecisas e infundadas»

Por su parte, este lunes, día 28, el diario vaticano L’Osservatore Romano publicó un artículo firmado por su director, Gian María Vian, en el que criticaba duramente las acusaciones de The Guardian y afirmaba que todo es «falso».

«Vaticano, finanzas y fascismo, todo condimentado con secretismo: esos son los ingredientes de una supuesta exclusiva de The Guardian, recogida por la prensa y que no merecía ninguna atención, ya que se trata de noticias imprecisas o infundadas, unidas de manera torpe y maliciosa y predispuestas para sostener que el Vaticano habría construido un imperio inmobiliario internacional gracias a los millones de Mussolini, una fortuna que habría sido obtenida a cambio del reconocimiento del régimen por la Santa Sede en 1929 y sobre la cual existiría un gran secreto”, aclaraba el diario vaticano en su artículo ‘No se debe maltratar la historia’.

«Inconsistente»

Vian señalaba que basta leer el artículo del diario británico, «aunque por encima», para darse cuenta de que es «inconsistente», aunque advertía de que «por desgracia su resonancia ha dañado, además de a muchísimos lectores, la más elemental verdad histórica».

«Bastaba poco para recordar que los Pactos Lateranenses de 1929 (que supusieron la creación del Estado de la Ciudad del Vaticano) contemplaban también un convenio financiero. Según ese acuerdo, Italia indemnizaba definitivamente a la Santa Sede con 750 millones de liras en contante y 1.000 millones en títulos, equivalente a 1.200 millones de euros», agregaba.

Esa cifra, decía Vian, era de «hecho muy inferior a la que el estado italiano tenía que haber desembolsado a la Santa Sede ateniéndose a la ley italiana de las Guarentigie, que había sido aprobada unilateralmente en 1871, y que la Iglesia siempre rechazó».

«Los Pactos Lateranenses no fueron un acuerdo vergonzoso entre la Iglesia Católica y el fascismo, más al contrario, fue una solución necesaria y equilibrada». Los pactos cerraron una etapa de sesenta años «muy dolorosa» y que «por amplísima mayoría» fueron después integrados en la Constitución Republicana italiana de 1947, tras ser valorados positivamente por parte de líderes políticos de la talla de Alcide De Gaspari (democristiano) y Palmito Togliatti (comunista), proseguía el director de L’Osservatore Romano .

Vian también sale al paso de «supuestas» actividades contrarias a los aliados realizadas en aquellos años por la Santa Sede, recogidas por el diario británico, y señala que documentos existentes en el Archivo Nacional británico confirman que a través de «legítimas inversiones en tiempos de guerra realizadas especialmente en Estados Unidos, la Santa Sede ayudó a los aliados contra el nazismo».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.