El psiquiatra Celso Arango, sobre la ley trans: “Es una locura, va a hacer daño a mucha gente”

Es una barbaridad lo que quieren hacer, y los vulnerables, los de siempre, podrían sufrir mucho”. Encima, la Fiscalía ha alertado de la inseguridad jurídica que puede acarrear el cambio de sexo en menores de edad.

la ‘ley Trans’ de la ministra de Igualdad Irene Montero ha iniciado su recorrido legislativo tras comenzar el pasado 6 de octubre su tramitación en el Congreso de los Diputados.

Esta ley permitirá, entre otras cosas, la autodeterminación de género, es decir, el cambio de sexo en el Registro Civil sin necesidad de informe ni tratamiento médico a partir de los 16 años.

Semejante barbaridad ha empezado a ser cuestionada, no ya por los políticos -no se pierdan la excepcional intervención de la diputada de Vox Carla Toscano en el Congreso-, sino también por la comunidad médica.

En este sentido, Celso Arango, una de las mayores autoridades de la psiquiatría española, ha sido entrevistado por el diario El Mundo en la que afirma, con otras palabras, que la futura ‘Ley Trans‘ es un auténtico disparate: “Esto es una locura, va a hacer daño a mucha gente, muchos jóvenes que tienen trastornos creen que los van a arreglar convirtiéndose en trans cuando no lo son. La Ley Trans no puede salir adelante así”.

Lo mejor es leer la entrevista entera. Pero aquí recogemos alguna de sus frases:

“Como la OMS ha despatologizado la transexualidad, ni nos han pedido opinión. Pero es una barbaridad lo que quieren hacer, y los vulnerables, los de siempre, podrían sufrir mucho”.

“Profesionalmente, asisto con preocupación a la gestación de esta Ley, porque está alejada de la realidad. Desde el día a día en el Hospital Gregorio Marañón estamos asistiendo a una explosión, un boom, un incremento exponencial de adolescentes que dicen ser trans, muchos por moda, y no lo son. En nuestra unidad de hospitalización, si habitualmente teníamos uno o dos adolescentes que decían ser trans al año, ahora lo manifiesta el 15%, o 20% de los ingresados. Obviamente no es una cifra normal, no responde a la realidad”.

“Mezclar el género con el sexo, y dar la imagen de que uno puede elegir el sexo que tiene… No, es una locura. Uno, o es XX, o es XY. Vive como quieras, pero el sexo es el que es, y los médicos tenemos que saber cuál es el sexo de una persona, porque los tratamiento en ocasiones son diferentes dependiendo de uno u otro”.

“Los legisladores deben escuchar a quienes atendemos a estas personas. Ojo, que podéis hacer mucho daño con esto”.

“Estoy obligado a decirles a los del Hemiciclo que vengan a conocer lo que está sucediendo en nuestra unidad. Les invito a venir”.

Estoy obligado a decirles a los del Hemiciclo que vengan a conocer lo que está sucediendo en nuestra unidad. Les invito a venir

Además, según informa también hoy El Mundo, en un informe, elaborado por la Fiscalía de Sala de lo Civil, el Ministerio Público alerta de la inseguridad jurídica que puede acarrear el cambio de sexo en menores de edad.

El artículo 38.1 de la Ley Trans, que se encuentra en la actualidad en tramitación parlamentaria, declara que toda persona de nacionalidad española mayor de dieciséis años podrá solicitar por sí misma ante el registro civil la rectificación de la mención registral relativa al sexo. De esta forma, a partir de los 16 años el anteproyecto de Igualdad reconoce al menor una capacidad plena, pudiendo instar la rectificación en nombre propio sin necesidad de representación.

El Ministerio Público entiende que se trata de una «opción de política legislativa legítima», pero añade: «No obstante, si se repara en que incluso los menores emancipados precisan la asistencia de sus padres para ciertos actos o que no tienen plena capacidad para consentir actos médicos que puedan suponer grave riesgo para la salud, creemos que sería preferible introducir la cautela de que en estos casos en la solicitud deberá el menor estar asistido de sus padres o, en su defecto, de un defensor judicial», recoge El Mundo.

Esto es lo que el Gobierno social-comunista quiere aprobar…