El Gobierno ya tiene los informes sobre el aborto: razones contra la eugenesia y datos sobre la gravedad de los riesgos psicológicos para la madre si acaba con la vida del hijo

El Gobierno ha recibido diversos informes sobre el aborto. Entre ellos, se abunda en la línea de no permitir el aborto eugenésico y de limitarlo extremadamente en caso de riesgo psicológico para la madre. El argumento es que está demostrado el grave trauma que provoca el aborto en las madres, y no así el daño psicológico de tener un hijo no deseado. En cualquier caso, las organizacones provida saben que la decisión será política y, por la agenda parlamentaria, difícilmente se tomará antes de enero.

La ley del aborto que acabe con el actual sistema de plazos que ha convertido en derecho lo que hasta el 2010 fue un delito despenalizado verá la luz en unos meses. El Gobierno ya ha dado alguna clave en sede parlamentaria que demuestra que está conforme con esta línea legislativa que iría en la dirección de limitar hasta el extremo el supuesto del riesgo psíquico para la madre, que se había convertido en el gran «coladero» de los abortos «legales». De hecho, en una respuesta del Ejecutivo a una diputada, el Ejecutivo dejaba clara su posición al afirmar que «no se sostiene» que haya consecuencias negativas para la salud de la mujer por tener un hijo no deseado.

Esta es una de las tesis que, con datos científicos argumentados, defiende uno de los informes con los que en estos días está trabajando ya el Ministerio que dirige Alberto Ruiz Gallardón. Según ha podido conocer Religión Confidencial, el informe ha puesto de manifiesto cómo las consecuencias de un aborto para la psique de la mujer pueden ser muy graves, más graves que las que puede implicar tener un niño no desado.

Acabar con el aborto en casos de malformación es otro de los objetivos sobre los que el ministro ya ha mostrado su clara posición. Ha reiterado que el aborto eugenésico que, con el actual sistema de plazos, se permite con total libertad entre la concepción y la semana 14, con muy pequeñas restricciones hasta la semana 22 y con algunas mayores más allá de la 22, es una clara forma de discriminación hacia las personas que sufren alguna discapacidad. El Gobierno también contará con un estudio que argumenta esta circunstancia y que queda avalado por la legislación internacional.

Hay una propuesta de ley que acaba por completo con toda forma de aborto provocado, pero es muy poco probable que sea esta la que llegue al debate en el legislativo. El Gobierno parece dispuesto a eliminar la ley de plazos y subsanar los graves defectos de la legislación anterior, pero no eliminaría todos los supuestos de despenalización.

Respecto a las fechas en las que se presentará la norma, los adelantos electorales en tres autonomías, la votación de los Presupuestos Generales en el Congreso y las navidades harán muy difícil que el texto llegue a las Cortes antes de enero.Fuente: Religión.El Confidencial

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.