Así es el sistema de becas en otros países

En Alemania o Inglaterra, por ejemplo, los estudiantes acceden a créditos que devuelven tras graduarse.

Inglaterra
La gran mayoría de estudiantes británicos costea las tasas de acceso a la universidad con créditos que concede el Gobierno y devuelven tras graduarse y acceder al mercado laboral. Tras la reforma emprendida por el Gobierno de David Cameron, el coste de las matrículas ronda entre los 6.000 y los 11.000 euros anuales.

Cada universidad dispone de sus propios reglas para facilitar el acceso a aquellos con dificultades económicas. Existe un programa a nivel nacional que permite a familias cuyos ingresos no superen los 30.000 euros anuales pedir una beca de hasta 1.200 euros o una reducción en el importe de la matrícula.

Alemania
Dada la gratuidad de las universidades públicas alemanas, las becas van dirigidas al pago de alquiler, alimentación y material de estudio. Están por un lado las que no hay que devolver dirigida a escolares o estudiantes que destaquen por su liderazgo y las que (en parte) se han de devolver. Esta última se conoce como BAFöG y aplica la mayoría de quienes estudian o quieren estudiar en las Universidades alemanas. El objetivo es facilitar que jóvenes puedan estudiar a pesar de que su origen socioeconómico no lo permita.

El 50% del BAFöG es un préstamo sin intereses que se ha de devolver en cuotas –la primera cuota: cinco años después de haber finalizado los estudios–, el otro 50% no se devuelve. Las condiciones son tener nacionalidad alemana o ser extranjero «con perspectiva de quedarse Alemania», no tener más de 30 años para estudios de primer ciclo y justificar que ni el estudiante, ni su pareja, ni sus padres pueden costear los estudios.

Francia
El Gobierno francés concede dos tipos de becas los estudiantes universitarios, por razones sociales y con el fin de favorecer a los mejores estudiantes. Las becas a los estudiantes menos favorecidos socialmente se conceden cuando sus familias tienen ingresos modestos (entre 20.000 y 25.000 euros anuales), son familias numerosas o en situación social precaria. Ese tipo de ayudas pueden llegar a los 4.000 euros anuales, en ciertas circunstancias, y puede tomar muy diversas formas, de la exoneración de derechos de inscripción a la concesión de ayudas parciales.

Para conseguir las becas universitarias concedidas a los mejores estudiantes es necesario haber terminado el bachillerato con la mención «muy bien». En ese caso, las becas pueden durar de dos a tres años de escolaridad universitaria, pudiendo ascender a los 1.800 euros anuales.

Bélgica
En Bélgica la política de becas es competencia de las regiones. En la comunidad francófona, para tener derecho a beca los alumnos tienen que aprobar el curso y en caso de que tengan que repetir o vayan a un curso del mismo nivel en otra rama de los estudios perderán el derecho a recibir ayudas, que solo recuperarán después de haber aprobado un año completo.

Si hubiera dos años seguidos suspendidos o de «reorientación», necesitarán aprobar otros dos años consecutivos para recuperar el derecho a las becas. Generalmente, las becas en Bélgica están orientadas hacia gastos de residencia y mantenimiento, la universidad es generalmente el momento en el que muchos jóvenes se independizan y abandonan la vivienda de los padres.

Portugal
En Portugal existen dos tipos de becas para los estudiantes universitarios. Por un lado, las ayudas económicas provenientes del Estado, que los alumnos piden a través del servicio de acción social de cada centro. Se pide tener nacionalidad y residencia en Portugal y la consesión está sujeta a los rendimientos familiares (ingresos y propiedades). Pueden cubrir la matrícula, la residencia y/o los gastos. Por otro lado las universidades, tanto públicas como privadas, tienen sus propias becas que otorgan a través de acuerdos establecidos con las empresas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.