Va a cambiar nuestra sociedad?

12 abril, 2020

BY ANTONIO ARGANDOÑA, profesor del Iese
Posted on abril 12, 2020

Oigo bastantes voces que dicen que la pandemia del COVID-19 va a cambiar radicalmente nuestra sociedad. Me gusta la idea, pero me parece un poco utópica. Desde luego, habrá mucha gente que se parará a pensar y llegará a la conclusión de que hemos de hacer las cosas de otra manera. Pero esto supone una de dos opciones: o esa gente tiene una buena base para reflexionar, o hay una gran corriente de pensamiento que está ofreciendo esa buena base para ayudar a reflexionar a los que no la tienen. Y me parece que ninguno de los dos supuestos es sólido.

Todo esto me venía a la mente leyendo una entrevista de Thomas L. Friedman a Michael Sandel en The New York Times, hace unos días (aquí). La conversación gira alrededor del concepto de bien común, del que Sandel es un defensor. Lo define así: «es acerca de cómo vivimos juntos en comunidad. Es sobre los ideales éticos por los que luchamos juntos, los beneficios y cargas que compartimos, los sacrificios que hacemos unos por los otros. Es sobre las lecciones que aprendemos unos de otros sobre cómo vivir una vida buena y decente». No es una definición filosófica, pero me parece que explica bien lo que quiere decir.

Friedman le pregunta a Sandel sobre la idea del confinamiento. Sandel le hace notar que hay dos maneras de entender esto: una es el eslogan «distancia social», y otra es «todos estamos juntos en esto». Dicen lo mismo, pero desde puntos de vista distintos. La distancia social es un concepto individualista: yo me las arreglo para no enfermar. El otro eslogan lleva a lo mismo, pero desde una base distinta: todos separados, pero conscientes de que estamos luchando juntos, y ayudándonos del mejor modo posible.

La siguiente pregunta es sobre la idea de que es mejor que todos nos expongamos al virus cuanto antes, de modo que enfermemos -o no- rápidamente, que se mueran los más débiles y los demás salgan -se supone que salgamos- de la pandemia cuanto antes. Sandel le contesta que esto es darwinismo social, la supervivencia de los más fuertes. Y pronostica que veremos pronto análisis coste-beneficio de cuanto nos ha «costado» evitar la muerte de los más débiles. Más adelante, Sandel añade que «es irresponsable dejar que los más vulnerables mueran, para que los demás puedan relanzar la economía y el mercado de valores».

Vuelvo a mi introducción: hay varias maneras de entender qué es ser humano en una sociedad compleja. En un extremo están las posiciones que Sandel denuncia. Me temo que ese individualismo es mucho más generalizado ahora de lo que los optimistas que esperan un cambio en la sociedad suponen. Me gustaría equivocarme, claro, pero para ello me temo que tendremos que luchar mucho más.

La eutanasia en los Paises Bajos.-

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 186934Total de lecturas:
  • 1Visitantes conectados: