Donald Trump hizo historia este viernes al convertirse en el primer presidente de EEUU que asiste a una Marcha por la Vida en Washington

26 enero, 2020

Donald Trump hizo historia este viernes al convertirse en el primer presidente de Estados Unidos que asiste a una Marcha por la Vida en Washington, el gran acto anual de los movimientos provida desde la legalización del aborto en 1973 a raíz de la sentencia Roe vs Wade. En 2019 había participado a través de una pantalla, en un acto en el que estuvo entonces su vicepresidente, Mike Pence, quien este año se encontraba en Roma visitando al Papa.

La convocatoria de las organizaciones provida volvió a ser un éxito absoluto, con cientos de miles de personas venidas de todo el país respaldando las numerosas iniciativas legislativas provida adoptadas por numerosos estados en los últimos años.

Rodeado por los líderes de la marcha, por algunos senadores republicanos y, entre otros, por Alveda King -sobrina de Martin Luther King y activa militante provida-, Trump hizo un discurso en el que recordó todo lo que ha hecho su Administración para dejar de financiar el aborto y, por el contrario, ayudar a las madres con embarazos de riesgo. También recordó que todos los aspirantes a la nominación demócrata respaldan el aborto hasta el momento antes del nacimiento, algo profundamente impopular en Estados Unidos incluso entre los partidarios del aborto. De hecho, en su último debate de 2016 contra Hillary Clinton, Trump logró que ella se posicionase en esa línea, en lo que pudo ser un golpe de efecto decisivo para muchos votantes. La compañía abortera Planned Parenthood ya ha anunciado la mayor inversión de su historia en una campaña electoral al destinar 45 millones de dólares a la campaña contra Trump en los estados que pueden resultar decisivos para su reelección.

Pocas horas antes de su participación en la Marcha por la Vida, Trump estableció en lo sucesivo el 22 de enero como el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana, con una proclamación en la que afirma que Estados Unidos «reafirma orgullosa y firmemente» su compromiso de proteger «el precioso don de la vida en todas sus etapas, desde la concepción a la muerte natural». 

Y anunció el liderazgo provida de su presidencia en el mundo: «Mi Administración está también construyendo una coalición internacional para eliminar el aborto como un derecho humano fundamental. Hasta ahora 24 naciones que representan a más de quinientos millones de personas se han unido a tan importante causa. Nos oponemos a cualquier proyecto que intente afirmar un derecho global a un aborto libre pagado con fondos públicos hasta el momento del nacimiento. Y nunca nos cansaremos de defender la vida inocente, dentro o fuera de nuestras fronteras».

En su discurso, Trump afirmó el «gran honor» que supone para él haber sido el primer presidente en asistir a una Marcha por la Vida.

Éstas son algunas de las ideas que desgranó:

-«Estamos aquí por una razón muy simple: para defender el derecho de todos los niños, nacidos y por nacer, para cumplir el potencial que Dios le ha dado«.

-(A los jovenes, mayoritarios entre los manifestantes.) «Es vuestra generación la que está haciendo a América la nación pro-familia y pro-vida».

-«El movimiento por la vida está dirigido por mujeres fuertes, líderes de fe increíble y valientes estudiantes que traen el legado de los pioneros ante nosotros, que lucharon para elevar la conciencia de nuestra nación y defender los derechos de nuestros ciudadanos».

Cada niño es un don precioso y sagrado de Dios… Cuando vemos la imagen de un bebé en el útero, percibimos la majestad de la creación de Dios… Cuando tenemos en los brazos a un recién nacido, sabemos el amor infinito que cada niño trae a una familia. Cuando vemos a un niño crecer, vemos el esplendor que emana de cada alma humana».

-«He asumido la acción histórica de apoyar a las familias de los Estados Unidos y proteger a los no nacidos«.

-«Notifiqué al Congreso que iba a vetar cualquier legislación que debilitara la estrategia pro-vida o que fomentara la destrucción de la vida humana».

-«En las Naciones Unidas, he dejado claro que los burócratas globales no tienen derecho a atacar la soberanía de naciones que protegen la vida inocente«.

Como nos dice la Biblia, cada persona está maravillosamente hecha».

-«Hemos tomado medidas decisivas para proteger la libertad religiosa —tan importante—, la libertad religiosa ha sido atacada en todo el mundo y, francamente, muy fuertemente atacada en nuestra nación. Lo veis mejor que nadie. Pero lo estamos parando. Y estamos cuidando a médicos, enfermeras, maestros, y grupos como las Hermanitas de los Pobres».

La extrema izquierda está trabajando para borrar nuestros derechos dados por Dios, para cerrar las organizaciones benéficas basadas en la fe, prohibir líderes religiosos en la plaza pública, y silenciar a los estadounidenses que creen en la santidad de la vida».

-«A todas las mujeres que se encuentran hoy aquí, vuestra devoción y vuestro liderazgo eleva a nuestra nación entera y os damos las gracias por ello».

-(A las asociaciones que ayudan a las mujeres embarazadas.) «Lo hacéis, justamente lo hacéis como vuestra misión de vida para ayudar a extender la gracia de Dios«.

-«Y para todas las mamás aquí hoy, os celebramos y declaramos que las madres son heroínas. Vuestra fuerza, devoción y guía es lo que da fuerza a nuestra nación».

Cada niño trae alegría a una familia. Merece la pena proteger a cada persona. Y, sobre todo, sabemos que cada alma humana es divina y toda vida humana, nacidos y por nacer, está hecha a imagen santa de Dios todopoderoso«.

A continuación ofrecemos íntegro, en español, el discurso de Trump.

Discurso íntegro de Donald Trump en la Marcha por la Vida de Washington, D.C., 24 de enero de 2020

Traducción de Pablo Cervera Barranco

La eutanasia en los Paises Bajos.-

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 182138Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: