¿Dónde se estudia más horas de Religión en España?

20 agosto, 2019

COPE constata las enormes diferencias de carga lectiva existentes entre CC.AA., reflejo de la instrumentalización política de esta asignatura

El nuevo gobierno de Navarra, liderado por la socialista María Chivite, ha declarado la guerra a la asignatura de Religión. El Ejecutivo ha incluido en su programa de legislatura acordado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Eskerra la reducción de las horas de enseñanza de Religión en las aulas al mínimo establecido por la LOMCE. Su intención es que la asignatura de religión pase en Educación Primaria y en Educación Secundaria de dos sesiones semanales a una, y en Bachillerato, donde es asignatura optativa, de tres a una.  El Parlamento de Navarra ya rechazó en 2018 esta iniciativa promovida por EH Bildu, Podemos e I-E y que contó con el apoyo del PSN. 35.500 estudiantes cursan Religión en infantil y primaria en dicha Comunidad, más de la mitad. 

Navarra pretende seguir así la estela de varios gobiernos autonómicos que en los últimos años también han reducido las horas lectivas de esta asignatura o incluso han dejado de ofertarla en Bachillerato pese a que la mayoría de los estudiantes optan por su impartición. Un total de 3.303.193 alumnos la cursaron en 2018/2019, según datos de la Conferencia Episcopal Española. En total, el 61,99% del alumnado en España. Dos artículos de la Carta Magna avalan su enseñanza. El 27.2 señala que «la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales» y el artículo 27.3 afirma que «los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones».  

La LOMCE redujo a una sesión semanal el mínimo horario lectivo de la religión en educación primaria, ESO y Bachillerato. Las CC.AA., a través de decretos y órdenes de aplicación, pueden aumentar pero no reducir la carga lectiva semanal de la Religión y de las otras materias. De ahí que haya una disparidad en cuanto a las horas lectivas que se otorga a la Religión según la CC.AA.  El informe «Situación de la clase de religión en España», presentado ante la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal por el presidente del área de Enseñanza y Catequesis, César Franco en 2017, señala lo siguiente: Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, La Rioja y la Región de Murcia ofrecen en primaria a sus alumnos una hora y media semanal de clase de Religión. Por su parte, Navarra y Castilla – La Mancha superan este tiempo hasta las dos horas semanales. Otros casos particulares son el de Cantabria, donde la horquilla va desde una hora hasta una hora y media o las Islas Baleares y País Vasco o Asturias, con una hora de Religión a la semana, cada una de ellas. Ceuta y Melilla, dependientes del Ministerio de Educación, otorgan sólo 45 minutos a la asignatura. Canarias sigue la estela de las ciudades autónomas y también deja en el mínimo legal el tiempo dedicado a la Religión.  

En Secundaria, los colegios de Andalucía, Aragón, Cataluña, Extremadura, Islas Baleares, Islas Canarias, Asturias, Galicia y País Vasco ofrecen a sus alumnos una hora semanal de Religión en cada uno de los cursos de la ESO. Por su parte, los estudiantes de Cantabria y Castilla y León reciben una hora semanal en todos los cursos excepto en 2º de ESO, con dos; y en Castilla La Mancha, una hora en todos menos en 1º de ESO, también con dos. En la Comunidad de Madrid, reciben una hora en 2º y 3º de ESO y dos horas en 1º y 4º de ESO; en la Comunidad Valenciana, La Rioja y Navarra, dos horas en los dos primeros cursos y una en los dos últimos; y en Murcia, una hora en 1º y 3º de ESO y dos  en 2º y 4º de ESO.

Por otro lado, en Bachillerato, según los datos disponibles, en Andalucía, Aragón, Galicia y Cataluña se oferta una hora semanal –aunque los institutos catalanes también pueden optar por impartir las dos horas en 1º de Bachillerato y ninguna en el segundo curso–; en la Comunidad de Madrid y las Islas Canarias, dos horas; en Cantabria y Extremadura, una hora en 1º de Bachillerato; en Castilla La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja y Murcia, dos horas en 1º de Bachilletato; en Navarra, tres horas en 1º de Bachillerato; y en País Vasco, de dos a cuatro, solo en uno de los dos cursos.

Para el nuevo curso 2019/2020 habrá cambios en algunas de ellas. En Andalucía se volverá a las nueve horas semanales de la asignatura de Religión: se impartirá una hora en primero, segundo y tercero de primaria y dos en los últimos tres cursos. Aragón, mientras, reducirá su horario a la mitad (de 90 a 45 minutos) en infantil y primaria. 

Luis Centeno, secretario general adjunto de Escuelas Católicas, remarca a COPE que dar clase de religión en la escuela «no es un privilegio de la Iglesia católica». «La finalidad principal de la educación es la formación integral de la persona. Y eso engloba todos los aspectos, no sólo los conocimientos técnicos. También el planteamiento de la vida y respuesta a las grandes preguntas. Por eso, la religión tiene un papel fundamental», señala. Además, cree que en el ámbito occidental «no se entendería la cultura, la historia, el arte o las manifestaciones costumbristas sin el conocimiento de lo que supuso el cristianismo y la religión católica en la configuración de Europa». «No es un privilegio, sino una parte esencial en la educación que tiene que tener la persona en el entorno en el que vive», añade. 

El gobierno de Sánchez quiere ahora sacar adelante una reforma de la LOMCE en la que la Religión perdería peso. En la denominada ya «ley Celáa», la asignatura dejaría de ser «materia específica» en los dos cursos de Bachillerato y dejaría de contar para la nota media del alumno durante todo su aprendizaje. Para Centeno, es un error que el Gobierno entienda la clase de Religión «como una catequesis». «El PSOE actual, no el de hace unos años, tiene una guerra declarada contra la clase de religión. Hay una clarísima intención política e ideológica para que las personas no se cuestionen esos planteamientos de vida y haya un pensamiento único de que todo es relativo y cuestionable. La convivencia queda en manos del relativismo», ha contado a COPE. 

Por último, Luis Centeno hace un llamamiento a Pedro Sánchez para que deje de politizar la educación. «La libertad de enseñanza no está ahora mismo plenamente garantizada y hay un ánimo de reducir la enseñanza concertada en España. El objetivo es que las familias no puedan elegir. Si lo que pretenden es ir por este camino nos van a tener en contra. Queremos una sana convivencia, que no se excluye a nadie y que los padres puedan elegir la educación que quieren para sus hijos», ha concluido. 

La eutanasia en los Paises Bajos.-

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 168300Total de lecturas:
  • 3Visitantes conectados: