¿Está progresando la causa provida en EEUU?

2 junio, 2019

Padre Shenan J. BoquetPresidenteHuman Life International

8 de abril de 2019

“Reivindicar el derecho al aborto, al infanticidio, a la eutanasia, y reconocerlo legalmente, significa atribuir a la libertad humana un significado perverso e inicuo: el de un poder absoluto sobre los demás y contra los demás. Pero ésta es la muerte de la verdadera libertad: ‘En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es un esclavo’” (Juan 8, 34). (Papa San Juan Pablo II, Encíclica “El Evangelio de la Vida”, no. 20.)

Cientos de proyectos de ley provida

Para cualquiera que haya estado prestando atención, está claro que el movimiento provida está ganando un enorme impulso. Sin embargo, si usted todavía duda del progreso provida, sólo tiene que darle un vistazo al más reciente comunicado de prensa del gigante abortista de EEUU, Planned Parenthood. Ese comunicado se basa en los datos que acaba de publicar el también abortista Instituto Alan Guttmacher (AGI, por sus siglas en inglés), que antes era la rama para la investigación de Planned Parenthood.

Según el AGI, desde el comienzo de este año de 2019, se han presentado más de 250 proyectos de ley provida en más de 40 estados de la nación. Casi la mitad de esos proyectos tienen como objetivo el prohibir el aborto “en algunas o en todas las circunstancias”. De hecho, según el análisis de la propia Planned Parenthood, hay legisladores de 7 estados que han presentado proyectos de ley que prohibirían el aborto completamente; al mismo tiempo, hay otros 6 estados que están considerando o que han logrado aprobar “prohibiciones de activación” (“trigger bans”, en inglés). Esto último se refiere a leyes que prohibirían el aborto una vez que el Tribunal Supremo revocara Roe v. Wade, la sentencia por medio de la cual ese Tribunal en efecto legalizó el aborto en todo EEUU en 1973.

Elizabeth Nash, la principal gerente para asuntos estatales del AGI, vinculó el montón de proyectos de ley provida al cambio conservador en el Tribunal Supremo y a los crecientes esfuerzos del movimiento provida por establecer prohibiciones totales del aborto. En sus propias palabras: “Energizados por un nuevo Tribunal Supremo, los activistas y los políticos antiaborto han puesto en práctica a toda velocidad su agenda de hace décadas de prohibir el aborto por medio de una serie de cada vez más radicales y peligrosas prohibiciones del aborto”.

Nash alegó, falsamente, que los proyectos de ley que han sido presentados “tienen el propósito de ejercer control y poder sobre personas embarazadas”. Sin embargo, para el creciente número de estadounidenses que se consideran provida, esta declaración de Nash es simplemente absurda. Las metas del movimiento provida no tienen nada que ver con controlar a las mujeres embarazadas, sino con proteger las vidas de los niños no nacidos, que la ciencia y la tecnología de la ecografía han demostrado, más allá de toda duda, que son seres humanos y que están plenamente vivos como lo estamos usted y yo. La otra meta del movimiento provida es ofrecer ayuda eficaz, con mucho amor y compasión, a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles para que puedan tener a sus hijitos.

Las organizaciones de extrema izquierda, como Planned Parenthood, han desarrollado su ideología negando o enterrando verdades científicas fundamentales. Y ahora que esos datos científicos se han vuelto tan accesibles e imposibles de negar, están intentando justificar su existencia con toda clase de patéticas declaraciones como la de Nash. Este progreso provida se debe gracias a la tecnología y a los incansables esfuerzos del movimiento provida.

Insistimos, el carácter absurdo del extremismo ideológico del AGI se ha manifestado en la declaración de Nash de que la gente provida quiere controlar a “las personas embarazadas”. Uno de los más recientes dogmas del movimiento proaborto es que los hombres también pueden quedar embarazados, es decir, los mal llamados “hombres transgéneros”. Ello se refiere a mujeres biológicas que ahora alegan que son “hombres”. Este alegato es tan absurdo como el que considera que el niño no nacido es simplemente una “masa de tejido”, el cual, como por arte de magia, se convierte en una persona viva, ya sea en el momento en que la “persona embarazada” (es decir, la madre) decide darlo a luz o cuando el bebé de hecho nace.

Fuente: Vida humana internacional

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 164741Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: