Cuántos asalariados tienen las parroquias y diócesis españolas? ¿Y cuánto empleo indirecto crean?

23 mayo, 2019

Desde hace unos años, bajo la batuta de Fernando Giménez Barriocanal, el padre de familia responsable de asuntos económicos de la Conferencia Episcopal Española, los obispos intentan entender mejor y presentar con más claridad las cifras de la Iglesia en España, explorando cada año algún aspecto nuevo. En años anteriores se presentaron informes sobre el impacto económico de la actividad cultural: Semana Santa, cofradías, catedrales, efecto en turismo, en el empleo… (¡es el 3 por cientod el PIB del país!)

Ahora, este 23 de mayo Barriocanal ha presentado un nuevo estudio realizado por la consultora internacional EY midiendo el impacto económico de 4 factores:

– las 69 diócesis (más la castrense), con sus curias y servicios diocesanos, incluyendo los pocos colegios diocesanos; incluye sus asalariados, lo que implica a 17.000 sacerdotes activos en parroquias o en servicios diocesanos
– las 23.000 parroquias 
– las 6.000 Cáritas parroquiales
– la actividad de la Conferencia Episcopal (sus oficinas, personal, gastos…)

Es lo que se llama la «actividad ordinaria» de la Iglesia en España. A estos fines se dedica el dinero que los españoles deciden entregar al marcar «la crucecita» del IRPF cuando realizan la declaración de la renta.

La crucecita que marcaron los españoles en 2018, correspondientes al IRPF de 2017, sumó 268 millones para la Iglesia. «Si nadie hubiera marcado esa crucecita, ningún euro habría llegado a la Iglesia por esta vía», recuerda frecuentemente Barriocanal.

Los datos del nuevo estudio han descubierto:

1) Que esa actividad ordinaria (de diócesis, parroquias y Cáritas parroquiales) genera un impacto económico de 1.386 millones de euros, que es 5 veces más de lo que la Iglesia recauda con «la crucecita»

2) Que ese impacto económico beneficia a la economía española sobre todo en “Actividades sanitarias y servicios sociales”, “Educación” y “Mantenimiento del patrimonio» (los tres suman un 80% de la actividad económica de las parroquias y diócesis)

3) Si medimos el valor generado sólo en el sector actividad asistencial, es 2,5 veces lo recibido a través de «la crucecita» del IRPF

4) las diócesis y las 23.000 parroquias generan casi 65.000 empleos directos; de ellos, 17.000 son sacerdotes diocesanos en parroquias; el resto de empleos directos, son personal de todo tipo en las curias, colegios diocesanos y algunas parroquias (administrativos, seguridad, docentes, limpieza…); probablemente aquí se incluyen los 4.800 asalariados de Cáritas en toda España (aunque el fuerte de Cáritas son sus 85.000 voluntarios)

5) por cada 4 empleados directos, se genera algo más de 1 puesto de trabajo adicional indirecto (serían más de 16.300 empleos), especialmente en los sectores de salud, educación, servicios profesionales y reparación de inmobiliario.

Vea aquí el resumen oficial del informe (en PDF)

parroquia_rural

¿Cómo se mide? Con tablas estandarizadas

¿Cómo se mide esto? Hay una metodología que se aplica desde hace décadas y que explicó en la rueda de prensa Alberto Castilla, socio y responsable del informe de la consultora. La metodología aplica tablas que usan también los países y las comunidades autónomas españolas.

Se contabiliza todo. ¿Los curas rurales pasan mucho tiempo en la carretera, gastando gasolina de pueblo en pueblo? Eso genera gastos y puestos de trabajo. ¿Las parroquias tienen calefacción, que se estropea, que hay que arreglar, desperfectos que hay que mantener, requieren fontaneros, carpinteros? ¿Las parroquias y el clero necesitan contratar seguros, compañías telefónicas, agua, gas, contables…? Todo eso se contabiliza.

«Usamos la metodología input-output, la que le valió el Nobel a Vasili Leontiev en 1973″, explicó Castilla. Este sistema requiere hablar de tres elementos de impacto:

– el impacto directo: cuánto gano, qué beneficio tengo antes de impuestos, más amortizaciones y depreciaciones…

– el impacto indirecto: gastos de transporte, de herramientas usadas, de mantenimiento…

– el impacto inducido: al recibir salario, se facilitará un consumo, y eso es un efecto más…

Leontiev organizó todo esto en unas tablas que usan de forma habitual los países y las comunidades autónomas españolas; por ejemplo, se mide con esas tablas cómo el sector educativo afecta en otros sectores. Esta metodología da datos: en euros y en empleos.

Lo que no se ha contabilizado ni medido

Este informe novedoso no ha estudiado:

– La actividad ni los servicios de congregaciones religiosas (maristas, jesuitas, claretianos, etc…) ni de sus numerosísimos hospitales, colegios, servicios, curias… 
– Las actividades de asociaciones de fieles, cofradías, fundaciones, etc…
– Los gastos y beneficios que generan los 3.000 bienes eclesiales de interés cultural, en el sector del turismo, cultura, etc… (eso se estudió aquí, son 32.000 millones de euros)
– el trabajo de los 100.000 catequistas voluntarios

Igual que al Estado, recopilar las cifras cuesta casi dos años

Barriocanal ha explicado que hacer estas contabilidades (de ingresos y gastos en las 69 diócesis y 23.000 parroquias) es complicado para las diócesis. Las hay que cuentan con 900 parroquias, a veces muy pequeñas y diseminadas.

Los datos del año 2016 los recopilan en 2017 las diócesis. En julio del año siguiente tienen los datos, y los notifican a la Conferencia Episcopal, que puede empezar a hacer sus cuentas y estudios. «Pero el Estado hace lo mismo: las cuentas oficiales de hoy del Estado español son de 2017«, recordó a los periodistas.

Los ingresos de la Iglesia diocesana: cómo recibe dinero

Con datos del año anterior (2016, última memoria de actividades presentada por la Iglesia) el dinero de «la crucecita» es sólo un 24% de los ingresos de la Iglesia en su actividad diocesana (es decir, sin contar órdenes religiosas, congregaciones, fundaciones, movimientos, etc…). 

La Iglesia «ordinaria» se financió así en 2016:

– 24% por la asignación tributaria (crucecita del IRPF)
– 36% donativos voluntarios, sin contrapartidas (donativos en misa, el cepillo, etc…)
– 20% otros ingresos corrientes (pagar por un servicio como un expediente matrimonial, cobrar por materiales para catequesis…)
– 12% ingresos por patrimonio y otras actividades
– 6% ingresos extraordinarios
– 2% préstamos, peticiones de financiación (sobre todo, de diócesis pobres y en déficit)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La eutanasia en los Paises Bajos.-

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 168927Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: