La nueva verdad incómoda Blog Nuria Chinchilla, profesora del IESE

27 enero, 2019

El 21 de octubre de 2017 tuve el honor de ser invitada a ingresar en la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras (RACEF),  perteneciente al Instituto de España, y el pasado 17 de enero pronuncié el discurso de ingreso.

En él, empezaba recordando el documental “Una verdad incómoda”, donde el entonces vicepresidente del Gobierno de los EEUU y candidato presidencial a la Casa Blanca, Al Gore, advertía sobre los peligros del calentamiento global y urgía a tomar una acción inmediata.

Fue entonces cuando fui más consciente de que una gran mayoría de empresas y de ciudadanos podían haber estado ciegos durante muchas décadas ante el impacto medioambiental de sus acciones y omisiones. Pero, siendo esto verdad, me parecía aún más relevante la ceguera que seguíamos sufriendo en cuanto al impacto de las decisiones empresariales en lo que empecé a calificar como “contaminación humana y social” (la nueva verdad incómoda), cada vez que sus directivos actuaban como si los empleados fueran piezas mecánicas de un engranaje sin tener en cuenta cómo eran devueltos a sus familias, tras jornadas interminables.

Por eso, mi discurso de ingreso en la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras trata de la importancia y de la urgencia, tanto económica como social, de cuidar nuestra ecología humana, como condición sine qua non para “salvaguardar nuestra casa común y sus habitantes”. Preservar la salud y la ecología de las personas, de las familias y de las comunidades humanas donde trabajan, es tan importante y urgente para la economía como preservar el medio ambiente, cuyo deteriorono deja de ser consecuencia del deterioro de la ecología humana.

Esta semana, antes de iniciar la sesión en el PADE (Programa de Alta Dirección del IESE), los participantes quisieron felicitarme por este ingreso en la RACEF y, puestos todos en pie,  estallaron en una ovación cerrada. Muy emocionada, recordé en ese momento que en mi discurso de ingreso había hecho referencia a los líderes trascendentes que ya estamos educando: ¡eran ellos! Fue como cerrar el círculo.

En la cena que tuvo lugar con los académicos en el Círculo Ecuestre, tras el acto de ingreso, me referí al lema de la Academia, “Utraque unum” (ambos son uno), que subraya la unidad entre “pensar” y “actuar”, que encaja perfectamente con cómo intento operativizar mi misión profesional y personal: ayudar a ir conformando empresas y sociedades cada vez más humanas y sostenibles, a la medida del hombre y de la mujer de hoy, donde se integren cabeza y corazón (ambos son uno), a fin de superar la nueva verdad incómoda, sanando el ecosistema humano. El Programa Enfocado del IESE Lidera tu liderazgo  es un primer paso para conseguirlo.

Medalla RACEF

Quisiera, desde aquí, agradecer a tantas personas que os habéis puesto en contacto conmigo para felicitarme: muchas gracias por vuestra presencia, acompañándonos a mi familia y a mí, o por vuestro apoyo desde la distancia. Mi trabajo encuentra su sentido en vosotros.

Podéis leer el discurso íntegro aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La eutanasia en los Paises Bajos.-

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

Varón y mujer los creó” – Documento sobre la cuestión de género en educación

Contador

  • 169131Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: