Cómo regenerar la vida política II

12 enero, 2019

Concluyo mis comentarios sobre el tema de las dos entradas anteriores, “Cómo regenerar la vida política“. Como decía al final de mi entrada anterior, la regeneración de la política no vendrá de desarrollos técnicos y científicos, que son necesarios, sino de la ética, porque esta es la que da confianza en los que la elaboran, la proponen, la aprueban, la aplican y la juzgan –o sea, una confianza creada en el conjunto de la sociedad, pero, sobre todo, en los que son los protagonistas directos de la acción política. Esa confianza tiene, al menos, dos dimensiones: una, técnica: se confía en la persona que sabe y puede hacer algo; otra, ética: se confía en la persona que demuestra ser capaz de cumplir con su deber, poniendo los intereses legítimos de quien proceda (los ciudadanos, en el caso de la política) por delante de los suyos, o de los de su entorno familiar, de su partido, etc. El buen gobernante, administrador, experto, legislador o juez debe tener la competencia necesaria para su cargo, pero, sobre todo, debe tener las condiciones morales para merecer la confianza de sus ciudadanos.

Y, ¿qué podemos hacer los ciudadanos para contribuir a la regeneración de la política? Primero, cumplir con nuestros deberes como personas y como ciudadanos, para luego poder exigir a los políticos: denunciar a un gobernante corrupto y, al mismo tiempo, aceptar una factura sin IVA es una forma de deteriorar la política. Descubramos nuestra posible colaboración en lo que no nos gusta, y aceptémosla. Porque el bien común, el bien de todos, lo construímos todos. 

Y segundo, pidamos a nuestros representantes y gobernantes que expliquen sus propuestas y decisiones con criterios éticos: prioridad a las personas, planteamientos amplios, sentido de bien común, etc. Nuestras intervenciones en redes sociales, por ejemplo, pueden servir para dar criterio a otras personas. Y empecemos por nuestro entorno próximo: si la sociedad está crispada, procuremos sembrar paz y alegría en nuestra familia, nuestro barrio, la empresa en la que trabajamos y los amigos con los que nos relacionamos.

Blog Antonio Argandoña, profesor emérito del IESE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

¿Qué son los vientres de alquiler?

Contador

  • 164121Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: