La Unión Europea,los estados miembros y los refugiados

18 agosto, 2018

En una entrada anterior me referí a algo que leí en la Newsletter ZEWnews, una asociación alemana. Y ahora quiero aprovechar otro breve artículo de la misma fuente, que explica qué cosas debe hacer la Unión Europea (UE) y qué cosas deben hacer los países miembros, en este caso, con los refugiados. El problema viene de la avalancha de refugiados que llegan continuamente a Europa, y de los problemas de su recepción.

El artículo, de Friedrich Heinemann, explica que este es un caso típico para ser resuelto por la UE en su conjunto, no por cada país. Y el motivo es que, lo que ocurre con los refugiados, tiene efectos sobre toda la UE, no solo sobre cada país -es un problema de externalidades o efectos externos. Hay unos costes, que recaen sobre el país que los acoge: atención, estudio de los casos, temas médicos, políticas de integración, posibles conflictos locales… Las ventajas, sin embargo, suelen estar más repartidas. El autor señala dos ventajas. Una, que la recepción de refugiados ayuda a resolver los problemas en los países a los que esos refugiados llegan inmediatamente, como Jordania y Líbano, y a la UE le interesa que esos países no sufran demasiado por eso. Y el otro argumento es que la recepción de refugiados está de acuerdo con los principios morales de la UE.

El problema es, pues, que los beneficios son para todos, más o menos, pero los costes recaen en los que reciben a los refugiados en primer lugar. La reacción es, lógicamente, la del “viajero sin billete”: pasar los costes a los otros países vecinos, cerrando las fronteras. Y el resultado es que estos también cerrarán las suyas.

De ahí la propuesta de que la política europea hacia los refugiados sea una política a nivel europeo, que reparta los costes entre todos, no solo entre los afectados en primer lugar. Es la solución general de este tipo de problemas en la UE. Por ejemplo, la política medioambiental es global, de toda la Unión, porque las fábricas de un país contaminan a todos los demás. En cambio, la política escolar debe ser de cada país, porque cada uno tiene sus instituciones y su cultura, y no les gusta que les digan desde fuera cómo deben enseñar a sus niños; en este caso, los costes están concentrados, pero los beneficios también.
OTROS ARTÍCULOS SOBRE ESTE TEMA
Sobre el problema de los refugiados
Sobre cómo tratamos a los emigrantes
Blog Antonio Argandoña. Profesor del IESE

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qué es el amor humano?

Matrimonio natural. Profesor Andrés Ollero

¿Qué son los vientres de alquiler?

Contador

  • 156240Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: