Judicialización de la infancia de los niños en los procesos de separación conyugal. Síndrome de alineación parental

28 julio, 2017

Blog Nuria Chinchilla.Profesora del IESE.
En el mundo de la empresa todos conocemos y usamos el SAP (Sistemas, Aplicaciones y Procesos para el procesamiento de datos). Hoy vamos a hablar de otro SAP, el Síndrome de Alienación Parental.

Carlos Orts (CEO y empresario) y Mario Aguiló (docente y economista) son dos ciudadanos, padres de hijos menores de edad, que forman parte de un colectivo que viene denunciando los daños y el sufrimiento que está produciendo la judicialización de la infancia de los niños en los procesos de separación conyugal. Denuncian la existencia de un muy elevado índice de instrumentalización de la administración de justicia (principalmente mediante denuncias falsas) por parte de algunas madres para, en lugar de procurar una reorganización familiar lo más adecuada para el niño, autogenerar graves conflictos posconyugales que les ofrezcan grandes ventajas ilegítimas e ilegales en el propio proceso. Esto genera daños en muchos casos irreversibles en los propios niños, adultos del mañana. Entre estos daños se encuentra la alienación o interferencias parentales, también denominada SAP (sindrome de alienación parental).

Carlos Orts y un conocido periodista y director y productor de documentales se encuentran trabajando en un proyecto cinematográfico que puede ayudar a desvelar lo que también está detrás de la ‘violencia de género’: un del concepto con el fin de destruir el derecho fundamental a la presunción de inocencia del varón, por el mero hecho de serlo (grave disfunción que ha causado la introducción de la ley 1/20sap 2

Ellos quieren hacer visible su propio sufrimiento y el de muchos hombres en España que, como ellos, sufren el mal uso de esta ley por parte de las mujeres que lleva a privar a los hijos de su padre, y al padre de sus hijos. Se está preparando una nueva Ley contra la Violencia de Género, que parece va a endurecer aún más la situación. Muchos hombres son denunciados falsamente o impropiamente. En muchos casos se trata de un enfado verbal por parte del hombre, motivado por la desesperación de ser amenazado con no ver más a sus hijos. En esos momentos, las emociones están a flor de piel y la razón no siempre prevalece, y uno y otro apelan a sus sentimientos. ¿Dónde está la frontera entre un insulto pronunciado en el fragor de una discusión en la que las dos personas insultan….y los malos tratos denunciables? La afectividad juega aquí un papel importante en que se genera la denuncia.
Ver artículo completo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja un comentario

Artículos anteriores

El amor: la gran oportunidad.-Siete puntos básicos.-Dr. Enrique Rojas

¿ Tiene sentido ser creyente para un cientifico del siglo XXI ?

Drogas y adolescencia.Una guía trápida

¿QUÉ ES EL AMOR HUMANO ?

David Rainer y la ideología de género.

Contador

  • 145132Total de lecturas:
  • 0Visitantes conectados: